Puçol obri les portes a la promoció lingüística

Puçol obri les portes a la promoció lingüística

10 Març 2003

 

El divendres 7 de març, va tindre lloc en la Casa de Cultura de Puçol, la Segona Reunió de la Xarxa de Tècnics de Promoció Lingüística. A la reunió van assistir 35 dels tècnics representatius d'esta àrea majoritàriament de la província de València i d'algunes localitats de Castelló. En la reunió es van concloure algunes de les campanyes de promoció del valencià per al 2003 i es van plantejar altres que havien sigut apuntades en la primera reunió que es va realitzar a la Diputació de València en el mes de gener. Estes campanyes intenten recuperar i normalitzar el valencià des de l'Administració local, de manera que arribe no sols als nostres col·legis sinó també a tot tipus d'àmbits des del cultural al comercial perquè el seu treball tinga una repercussió més efectiva i real. Alguns exemples són cartells per a comerços (fruiteries, carnisseries, forns...) quaderns de lèxic, indicadors, bolígrafs, clauers, etc.. Cal destacar, segons la tècnica de Puçol, Maria Carabal, l'excel·lent coordinació i organització d'este col·lectiu a l'hora d'optimar el seu treball, ja que moltes de les seues activitats no es podrien portar a terme si no fóra d'esta manera. Si bé és un col·lectiu recent, es tracta d'un col·lectiu exemplar. En paraules de Josep Mª Iborra, alcalde de Puçol, que es va interessar i va reconéixer la seua labor, és una dura missió en la qual queda molt per realitzar encara. Finalment, la sessió va complir les expectatives previstes en el programa i el col·lectiu va agrair la bona acollida que havia rebut per part dels seus representants. Ara ja estan en marxa les campanyes que molt prompte podrem apreciar en moltes de les nostres localitats.

 

Real Ortuño: "Cuando pinto soy el doctor Jeckyll y mister Hyde".

09 Febrer 2003

Hace ocho meses, Real Ortuño vino a vivir a la calle Barreres de Puçol. Por esas casualidades que tiene la vida, una tarde, charlando con una vecina, descubrió que se trataba de Mª Dolores Amigó, quien en esos momentos preparaba una exposición de socarrats para la Casa de Cultura. Le echó una mano en el montaje y, gracias a ello, conoció a José Mª García, el gestor cultural: “fue todo casual, al enterarse Chema que yo también pintaba quiso ver mi obra; le gustó y, pese a la apretada agenda de la sala de exposiciones, encontramos un hueco para poder exponer mis pinturas”. Y el resultado está a la vista de todos desde el pasado viernes 7 hasta el próximo sábado, 22 de febrero, en la Casa de Cultura: una colección de cuadros bajo el título genérico de Sentiments. Real Ortuño, que es conocido sobre todo por su obra pictórica de un realismo casi fotográfico (con la que ha estado seleccionado para las bienales Ciudad de Barcelona, Huesca y Bancaixa), nos ofrece con Sentiments una pintura abstracta, aunque no es un giro en su obra, sino un complemento: “cuando pinto soy como el doctor Jeckyll y mister Hyde, paso con facilidad del hiperrealismo fotográfico a la abstracción, aunque para mí sigue siendo realismo, quizá un realismo del alma. De hecho, mi próxima exposición será otra vez de corte realista”. Sorprendido por la tremenda actividad cultural de Puçol, por el continuo desfilar de gente joven por la Casa de Cultura y por la grata acogida que le han dispensado sus vecinos, Real Ortuño se confiesa un hombre inquieto, no en vano trabaja como creativo publicitario y es, al mismo tiempo, profesor de diseño industrial en el CEU San Pablo, pero sobre todo, se considera un hombre flexible: “la pintura es mi don y mi pasión. La publicidad es lo que me ayuda a comer”. No es extraño que haga publicidad y a la vez enseñe, que pinte imágenes abstractas y también realistas, a fin de cuentas esa dualidad es algo que deberíamos haber supuesto en alguien que se apellida Real y al que le gusta exponer públicamente sus “sentimientos”.

Hace ocho meses, Real Ortuño vino a vivir a la calle Barreres de Puçol. Por esas casualidades que tiene la vida, una tarde, charlando con una vecina, descubrió que se trataba de Mª Dolores Amigó, quien en esos momentos preparaba una exposición de socarrats para la Casa de Cultura. Le echó una mano en el montaje y, gracias a ello, conoció a José Mª García, el gestor cultural: “fue todo casual, al enterarse Chema que yo también pintaba quiso ver mi obra; le gustó y, pese a la apretada agenda de la sala de exposiciones, encontramos un hueco para poder exponer mis pinturas”. Y el resultado está a la vista de todos desde el pasado viernes 7 hasta el próximo sábado, 22 de febrero, en la Casa de Cultura: una colección de cuadros bajo el título genérico de Sentiments. Real Ortuño, que es conocido sobre todo por su obra pictórica de un realismo casi fotográfico (con la que ha estado seleccionado para las bienales Ciudad de Barcelona, Huesca y Bancaixa), nos ofrece con Sentiments una pintura abstracta, aunque no es un giro en su obra, sino un complemento: “cuando pinto soy como el doctor Jeckyll y mister Hyde, paso con facilidad del hiperrealismo fotográfico a la abstracción, aunque para mí sigue siendo realismo, quizá un realismo del alma. De hecho, mi próxima exposición será otra vez de corte realista”. Sorprendido por la tremenda actividad cultural de Puçol, por el continuo desfilar de gente joven por la Casa de Cultura y por la grata acogida que le han dispensado sus vecinos, Real Ortuño se confiesa un hombre inquieto, no en vano trabaja como creativo publicitario y es, al mismo tiempo, profesor de diseño industrial en el CEU San Pablo, pero sobre todo, se considera un hombre flexible: “la pintura es mi don y mi pasión. La publicidad es lo que me ayuda a comer”. No es extraño que haga publicidad y a la vez enseñe, que pinte imágenes abstractas y también realistas, a fin de cuentas esa dualidad es algo que deberíamos haber supuesto en alguien que se apellida Real y al que le gusta exponer públicamente sus “sentimientos”.

Altres