En abril, más aparcamientos y mejores accesos en la estación de Renfe de Puçol

Desde su traslado desde el paseo de la Constitución a la actual ubicación, la estación de Renfe no ha dejado de crecer: hace unos años se amplió la zona de aparcamientos, pero el número de usuarios en Puçol ha aconsejado una nueva intervención en la que, además de aumentar las plazas para vehículos, también se renueva la iluminación y la rampa de acceso, para ajustarse a la normativa actual. De todas estas actuaciones se hace cargo íntegramente Renfe.

Las obras comenzaron a principios de diciembre y tiene prevista una duración de cuatro meses, por lo que a lo largo del mes de abril se abrirán los nuevos aparcamientos a los vecinos. Durante el tiempo en que se están realizando, no se ha interrumpido el acceso de viajeros a pie que, eso sí, han tenido que ir sorteando en cada momento las obras en marcha, que por otra parte siempre han estado debidamente señalizadas.

Las obras, que son íntegramente realizadas por Renfe, incluyen: la adecuación del acceso principal, adaptándose la rampa antigua para hacerla accesible, reordenación de la zona de aparcamiento y aumento del número de plazas, reubicación y aumento del número de plazas para personas con diversidad funcional, nuevas plazas para coches eléctricos, ampliación de las aceras y mejora del alumbrado existente.

Para la concejal de Urbanismo, Elena Camarero, estas obras suponen «unas mejoras de las que vamos a disfrutar todos los vecinos que usamos este servicio de transporte; por ello hemos estado al tanto del proyecto, proponiendo mejoras que considerábamos importantes. En este sentido, antes del comienzo de las obras, los técnicos municipales realizaron una visita junto a Renfe y al contratista que está llevando a cabo la obra, para replantear y ordenar el desarrollo de los trabajos de forma que repercutiera lo menos posible a los viajeros que hacen uso de las instalaciones».

La estación atiende a las líneas C5 y C6 de la red de cercanías de Valencia, es decir, las que enlazan Valencia con Castellón y Barcelona, por la costa, y con Caudiel y Zaragoza, por el interior. El acceso al edificio de viajeros se realiza previo paso por el aparcamiento, que tiene una superficie de 7.297 m2.

El actual aparcamiento cuenta con 138 plazas para vehículos de cuatro ruedas, 3 plazas para PMR y 13 plazas para motocicletas. Tras las obras, gracias a la eliminación de la isleta central y a una nueva reordenación del espacio, se aumentará el número de plazas de aparcamiento para los usuarios.

Actualmente el alumbrado de la zona de aparcamiento cuenta con farolas luminarias de vapor de sodio y farolas solares, situadas a una altura de 8-10 metros. Las farolas situadas en el acceso del edificio de viajeros son del tipo Futura, también con luminarias de vapor de sodio. La nueva iluminación será más eficiente al ser de tipo led.

Se hacía necesaria la rehabilitación del aparcamiento, dado que el estado superficial del pavimento presentaba deficiencias que justifican su intervención.

La actuación consistirá en la eliminación parcial y reposición del firme, retirando las capas agotadas o próximas a agotarse, hasta la profundidad necesaria, sustituyéndolas por otras de materiales adecuados, similares a los del firme existente. 

Ejecutado el firme se procederá a la señalización de las plazas de aparcamiento utilizando pintura a base de resina acrílica termoplástica, pigmentos y cargas especiales resistentes al desgaste.

Se dispondrá 4 plazas de aparcamiento para coches eléctricos y la preinstalación necesaria para la recarga de estos vehículos. Cada una de estas plazas llevará el símbolo correspondiente pintado en blanco sobre fondo azul.

La demolición de la actual rampa de acceso a la estación dará paso a un nuevo diseño, con un itinerario adaptado, atendiendo a los requerimientos, en materia de accesibilidad, en el medio urbano. Todo ello conlleva además adecuar la barandilla y el desarrollo de la rampa.

Por último, también se está mejorando y ampliando la red de saneamiento para la evacuación de aguas de escorrentía de lluvia.

Toda la obra tiene un coste previsto en torno a 450.000 euros.

«Quiero aprovechar la ocasión para agradecer a los vecinos su paciencia ante las obras que se realizan en la vía pública. Desde el Ayuntamiento somos conscientes de que muchas veces estas obras son molestas y repercuten en el día a día, pero también debemos ser conscientes de que son necesarias y que servirán para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y los servicios de nuestro pueblo», concluye Elena.

Informa y fotos: Sabín

fotos facefotos facefotos face069-obras-parking-renfe-2

 

 

26 Febrero 2021
FaceBook  Twitter  

Información Adicional