Seis toros de Machancoses y un cerril de Ortigao Costa recorren las calles de Puçol en un encierro con mucho público

Seis toros de Machancoses y un cerril de Ortigao Costa recorren las calles de Puçol en un encierro con mucho público

El buen tiempo y coincidir la festividad de San Juan en sábado han hecho que el encierro matinal haya contado con más público que en los últimos años. El ganado de Machancoses, el toro cerril de la ganadería portuguesa y la ausencia de percances han redondeado una matinal casi perfecta, en la que sólo faltó la puntualidad exquisita de otros años a la hora de comenzar el encierro.

No fue tan puntual como la comisión del 7 de septiembre hubiera querido para su primer acto oficial, pero casi siempre hay algún vecino que se olvida de retirar el coche del amplio recorrido del toro, lo que implica abrir una barrera, sacar el vehículo, volver a cerrar y comprobar por última vez que todo el itinerario está exento de obstáculos y herméticamente cerrado.

Sobre las 8.15, el camión de Fernando Machancoses situado al inicio de la calle San Pedro abrió sus puertas para dejar salir a los seis toros acompañados de las vacas; subida compacta hasta el final de la calle, bajada por San Juan y al corro.

Un encierro tranquilo y ordenado, pese a que en un primer momento el ganado no siguió el itinerario previsto en la plaza Joan de Ribera, frente al ayuntamiento, pero una vez reconducido entraron todos sin problemas en el corro de la calle Palacio.

La novedad de este año llegó entonces, porque la comisión trasladó un cajón hasta el final de la calle San Miguel, desde donde se realizó la espectacular desencajonada de un toro cerril de la ganadería portuguesa Ortigao Costa. Buena actuación la suya.

Mucho público repartido a lo largo del casco antiguo de Puçol, aunque sólo se produjeron aglomeraciones en la concentración frente al ayuntamiento durante el encierro y, sobre todo, en la desencajonada, donde la calle presentaba un aspecto muy cercano al de un 7 de septiembre, el día grande del toro en la población.

Como han encerrado al toro antes de las 9 de la mañana, Fernando Machancoses ha accedido a soltar un segundo toro, éste directamente desde el corral. De nombre Gavilán, el animal ha cumplido con las expectativas del público y ha mantenido a los aficionados en movimiento.

Una mañana tranquila, sin ningún incidente. A destacar la gran presencia de público, gracias al buen tiempo y a que San Juan ha caído este año en sábado.

También resaltar el buen ambiente en la plaza del País Valencià, concretamente en el local de un gran aficionado, Ca El Rallat, donde se potencia no sólo el ambiente taurino, sino las albaes, el compañerismo y la fraternidad entre aficionados de Puçol y El Puig.

Un gran ejemplo de lo que es Puçol, cultura de bou.

Informan: Salva Almenara y Sabín

fotos_noticia

657-encierro-7

 

23 Junio 2012
FaceBook  Twitter  

Información Adicional