El Centro de Salud de Puçol atiende a los vecinos con el horario más amplio de su historia

Consultas telefónicas, atención domiciliaria, urgencias, vacunas, seguimiento de embarazos, atención a pacientes crónicos… son actividades cotidianas del Centro de Salud que se continúan realizando diariamente. A todo ello se suma el protocolo vinculado al Covid-19, que se lleva a cabo con el mismo personal y en las mismas instalaciones. Algunas tareas están sufriendo pequeños retrasos, por ello para mejorar la atención a los vecinos se ha ampliado el horario: ahora, mañana y tarde, de lunes a jueves.

La situación generada por el Covid-19 implica que las prioridades en los centros de salud han cambiado y, por tanto, también la forma de distribuir los horarios y los servicios. Lo que no ha cambiado es la voluntad de atender a todos los vecinos según sus necesidades.

El Covid-19 implica un trabajo diario realizando las famosas pruebas PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) y, a partir de los resultados, comienza la labor de rastrear a los contactos, realizar pruebas a estos contactos, llamar para comprobar que cumplen las normas…

«Cada mañana hacemos más de 30 pruebas PCR, tanto a los vecinos que tienen síntomas como a los contactos de aquellos vecinos que han dado positivo», explica Carolina Fernández, coordinadora de Enfermería del Centro de Salud de Puçol. «Las pruebas se analizan en el laboratorio al día siguiente y, cuando nos llegan los resultados, comenzamos con las tareas de aplicar medidas a los que han dado positivo, rastreamos a sus familiares y contactos, les realizamos nuevas pruebas PCR y repetimos el proceso cada día».

Un trabajo diario que implica además utilizar determinadas instalaciones para las pruebas PCR durante las mañanas y, tras una exhaustiva desinfección, por las tardes son utilizadas para urgencias, por lo que están en uso durante 24 horas, incluidos los fines de semana.

Además, Carolina insiste en la necesidad de que todos respetemos las medidas de seguridad: «Hay pocos casos de contagio en el trabajo, sobre todo si se usa la mascarilla. En nuestra tarea de rastreo estamos encontrando más contagios a través de comidas familiares, fiestas con amigos y, por supuesto, la familia que comparte la misma vivienda. Es importante que todos seamos conscientes de que el coronavirus continúa aquí».

Atender los casos de coronavirus ocupa gran parte del horario, por ello es importante la paciencia de los vecinos, cuyas consultas pueden sufrir algún retraso, e imprescindible llamar por teléfono para solicitar cita previa al 963 178 235, de lunes a jueves, de 8 a 21 horas, y el viernes de 8 a 15 horas.

«Ese teléfono es el de citas, consultas y servicios en general. Hay un segundo teléfono, 963 178 240, que debemos utilizar preferiblemente en caso de urgencias y, además, es el teléfono que está operativo todas las noches y fines de semana», continúa la coordinadora. «Es normal que las citas puedan retrasarse hasta dos semanas, dada la prioridad con que hay que atender cada día los casos de Covid-19».

Pese a todo, Carolina reconoce que no estamos mal en Puçol, comparando nuestras cifras con otras poblaciones, aunque también hemos subido en septiembre el número de contagiados, respecto a meses anteriores. Eso sí, desde que comenzó la pandemia, sólo tres fallecidos, una cifra que se mantiene desde hace meses.

Afortunadamente, el resto de servicios se mantienen: las consultas (primero telefónicas y, si es preciso, con cita para acudir al centro de salud), las urgencias, la campaña de vacunación (el 5 de octubre comienza la de la gripe), los seguimientos de embarazos, el control de pacientes con enfermedades crónicas, la atención a domicilio, las recetas…

«El objetivo fundamental es que no se masifique el centro, por ello hay que llamar primero, explicar los síntomas y será el médico quien determine si es preciso acudir al domicilio del vecino o que éste se acerque en el horario concertado al Centro de Salud. Pero no hay que venir al centro salvo las urgencias que, lógicamente, no tienen horario y se atienden de forma inmediata», finaliza Carolina.

Desde este verano, el Centro de Salud ha aumentado los horarios de atención directa a los vecinos: no sólo hay citas de lunes a viernes por la mañana, ahora también de lunes a jueves por la tarde. Un aumento de horario pensado sobre todo para facilitar la atención directa cuando es necesaria.

Pero no hay que olvidar que vivimos en tiempos de coronavirus y en estos momentos la pandemia exige una intensa atención por parte del personal de nuestro Centro de Salud. Ayudemos entre todos a facilitar su trabajo: si nos protegemos, también protegemos a los demás… y si llamamos antes de acudir al centro, evitaremos salas de espera con demasiados vecinos y tendremos un horario de atención personalizada.

¡Ayúdanos a ayudarte!

Informa y fotos: Sabín

394-carolina-hernandez-4

18 Septiembre 2020
FaceBook  Twitter  

Información Adicional