Nueva campaña sobre la gestión de residuos: entre todos, un pueblo más limpio

El incumplimiento de las normas del servicio de recogida de enseres y el mal uso de los contenedores de residuos urbanos es muy común y constituye importantes problemas para el municipio. Especialmente, cuando se trata de residuos peligrosos. Estas prácticas son sancionables, pero cuando no se identifica al infractor, suponen un elevado coste económico para el Ayuntamiento que, al final, repercute sobre todos los vecinos.

Las normas para la recogida de enseres son muy claras: Llamar entre semana al Ayuntamiento, indicar dónde se depositarán, sacar los trastos el domingo noche y el camión los recogerá el lunes por la mañana. El número de teléfono para avisar es el 961 421 303, con horario de lunes a viernes, de 9 a 14 horas.

El incumplimiento de estas normas puede suponer sanciones de entre 300 y 600 euros. Sin embargo, es cada vez más común encontrar en diferentes puntos del municipio enseres e incluso residuos de obra.

«Si no se identifica al infractor, estamos consintiendo que todos pagamos las conductas incívica, apunta Paco Salavert, concejal de Residuos Sólidos. Incívicas… «e incluso peligrosas, porque pueden ser objeto de rotura y liberar fibras de amianto, o trozos de cristal que pueden provocar lesiones, especialmente en verano, que muchas personas van con chanclas».

En estos casos, la gestión de los residuos y por tanto el coste es incluso más caro, y en lugar del infractor, es el Ayuntamiento el que se encarga de cubrir los gastos, claro está, con el dinero de todos los vecinos. Tanto de los que cumplen las normas, como de los que no. «Al final lo pagamos entre todos», añade Salavert.

321-recogida-basura-3

Al incumplimiento de las normas del servicio de recogida de enseres se suma el mal uso de los contenedores. Normalmente, porque:

- Se depositan los residuos en el contenedor directamente, sin bolsa, o con una bolsa mal cerrada una práctica que ejercen muchos de los responsables de algunos bares y restaurantes .

- Se dejan cajas y piezas de cartón fuera de su contenedor. Se deben plegar e introducirlas o, en caso de que no quepan, llevarlas en su punto limpio o ecoparque metropolitano, situado en la calle Teixidors, número 4 —en el polígono industrial Camp Aníbal—. Está abierto de lunes a viernes, de 9 a 14 horas y de 16 a 18 horas, además de los sábados por la mañana.

- No se separan en origen en casa los diferentes tipos de residuos que son recogidos selectivamente papel-cartón, vidrio, envases ligeros… que se depositan habitualmente en el contenedor para residuos orgánicos y el resto, es decir, el marrón.

- No se respetan los días ni los horarios de recogida de enseres domésticos, no se da aviso al Ayuntamiento o se abandonan en la vía pública residuos no aceptados por el servicio de recogida persianas, aparatos sanitarios, escombros, elementos de carpintería….

- Se depositan residuos en el contenedor equivocado. Esto supone que el esfuerzo de todos no sirva para nada, puesto que se contamina y resta calidad a los residuos recogidos correctamente. Por ejemplo, juguetes de plástico que no son envases o guantes de plástico en el contenedor de envases ligeros amarillo.

En relación con este último punto, ninguno recordar qué tipo de residuos se tienen que depositar en cada contenedor:

- Amarillo: Latas, briks zumo, leche… y envases de plástico. Aerosoles, productos de limpieza, hielos, bolsas de plástico…

- Verde: Vidrio botellas, frascos de colonia y cosmética…. NUNCA: Restos de vajillas, bombillas o cristales rotos.

- Azul: Papel y cartón cajas de zapatos, galletas, periódicos, libros, hueveras, bolsas de papel…. NUNCA: Briks, papel de aluminio, servilletas sucias…

En estos tres contenedores se recogen envases identificados con el punto verde a excepción de revistas, periódicos, y papel, que no son envases, pero van al azul—. El resto de residuos se corresponden con el marrón.

- Marrón: Residuos orgánicos —y actualmente, el resto de residuos que no se corresponden con otros contenedores—: restos de alimentos, pieles de frutas, cortezas, serrines, vegetales…

En un futuro próximo el Ayuntamiento espera añadir el contenedor gris, donde se tendrán que depositar todos aquellos residuos que no tengan un sistema específico de recogida fracción resto.

«Y también tenemos el servicio gratuito del Ecoparque Metropolitano, donde tenemos que llevar todos los residuos que no son admitidos por los servicios de recogida de residuos prestados», añade el regidor.

«Muchas veces recibimos quejas y protestas, pero necesitamos que los vecinos colaboren con el Ayuntamiento y la Policía para poder identificar al infractor y retirar los residuos», destaca Paco Salavert.

Es necesaria la colaboración de todos, apunta Paz Carceller, alcaldesa: «por mucho que el Ayuntamiento implemento el servicio, si los vecinos no respetan y no cumplen con los horarios y los espacios determinados, no servirá de nada y transmitimos una pésima imagen del pueblo».

En definitiva, el Ayuntamiento de Puçol insta a los vecinos a respetar las normas de los servicios de recogida de residuos urbanos y a cuidar la localidad, «que es la casa de todos», concluye la alcaldesa.

Informa: Irene Mollá | Cartel: Sento Pascual | Fotos: Sergio Maestro

321-recogida-basura-2

22 Julio 2020
FaceBook  Twitter  

Información Adicional