La defensa del medio ambiente fue el tema central de la falla del colegio Jaime I

La defensa del medio ambiente fue el tema central de la falla del colegio Jaime I

El buen ambiente que se respira entre padres, madres, profesores y alumnos en el colegio Jaime I puede comprobarse fácilmente por la cantidad de actividades extraescolares que mantienen continuamente en marcha. Naturalmente, las fallas no podían faltar este año a su cita puntual, una cita en la que no sólo hay un monumento y una cremà, sino también la jornada matinal de chocolate con buñuelos, el castillo de fuegos artificiales y una exposición que adorna el pasillo central del colegio días antes de montar la falla, para que todos puedan apreciar el trabajo realizado con el esfuerzo conjunto. ‘Hemos participado los 159 alumnos y 15 profesores del centro’ –explica Juan Carlos Palmero, director del Jaime I– ‘y la idea con ese enorme Prestige partido coronando la falla es alertar sobre cualquier tipo de catástrofe que asole nuestro mundo. Para subrayar cómo nos gustaría que fuera la Tierra, hemos separado los elementos positivos fuera del centro de la falla, así, cuando el Prestige se queme, no arrastrará consigo las plantas, los animales, las flores y todas las cosas que debemos proteger’. Una idea sencilla, aunque al final, pasadas las 15’30 horas del viernes 14 de marzo, lógicamente, todos los elementos ardieron, aunque eso sí, primero las catástrofes representadas por el Prestige y luego el resto de elementos elaborados por todos los alumnos del centro. Como coronación al acto, padres, alumnos y profesores hicieron el tradicional rondo en torno a las cenizas de la falla.

24 Marzo 2003
FaceBook  Twitter  

Información Adicional