Ya se está construyendo el primer espigón en la playa de Puçol

Ya se está construyendo el primer espigón en la playa de Puçol

 

Después de tantos años había quienes todavía dudaban que el Ministerio de Medio Ambiente cumpliese su palabra a tiempo y diese comienzo las obras de protección y regeneración de la playa de Puçol. Sin embargo, durante la primera semana de abril han quedado disueltas todas las dudas: ya han comenzado las obras del primer espigón, situado en la zona sur de la playa, a un ritmo de cuatro camiones de cada hora. La Unión Temporal de Empresas formada por Davila-Lago e Intersa es la responsable de las obras de regeneración de la playa, mediante 270.000 toneladas de arena de cantera, y de la protección del litoral, con la construcción de seis espigones que sobresalen 1’5 metros sobre el nivel del mar y discurren perpendiculares a la costa, adentrándose un centenar de metros en el mar. “Según las estimaciones de la propia UTE y del Ministerio, el plazo de construcción de los espigones es de doce meses, a los que habrá que sumar dos en verano, julio y agosto, durante los cuales las obras estarán paradas” –recuerda satisfecho Josep Mª Iborra“por lo que las obras estarán finalizadas antes del invierno de 2004”. Además, paralelamente el 8 de abril aparecía publicado en el Boletín Oficial el concurso público para la adjudicación de las obras del paseo marítimo, tercera de las actuaciones asumidas por el Ministerio de Medio Ambiente, por un montante total en torno a los 6 millones de euros. El próximo 20 de mayo, en Madrid, serán abiertas las plicas y entonces se conocerá cuál es la empresa que se ocupa de las obras del paseo. Esta actuación, cuya puesta en marcha ha tardado quince años debido a distintos litigios que siempre han sido resueltos a favor de la administración central, tiene dos objetivos fundamentales: por un lado, parar la regresión de la costa en la zona de Puçol, regresión producida fundamentalmente por las instalaciones del Puerto de Sagunto, lo que ha supuesto la pérdida de más de 22 metros de costa en los últimos 30 años; por otro lado, diseñar una playa moderna y funcional para ser aprovechada por los vecinos y visitantes de la población. “Serán dos kilómetros de playa de primer orden” –continúa explicando el alcalde– “porque los espigones garantizan que la arena no sea devorada nuevamente por el mar, y porque tendremos un paseo que dará coherencia a toda la zona, además de amplias zonas de aparcamiento, una avenida que comunica toda la playa, zonas de ocio, posta sanitaria, servicios... en fin, todo lo necesario para que por fin podamos disfrutar de nuestra propia playa”.

20 Abril 2003
FaceBook  Twitter  

Información Adicional