La Oficina de Atención al Ciudadano: una apuesta por la calidad total

La Oficina de Atención al Ciudadano: una apuesta por la calidad total

“Queremos acercar la administración al ciudadano, ofreciéndole un servicio eficaz, de calidad, que le evite desplazamientos y que carezca de cualquier tipo de barrera arquitectónica”. Así define Aurora Majuelos, la Técnico de Personal, lo que se ha convertido en una apuesta personal y su servicio más querido: la Oficina de Atención al Ciudadano. El miércoles 16 de abril el Ayuntamiento de Puçol inauguraba un nuevo servicio, que ha tenido durante los últimos cuatro meses desplazados buena parte de las dependencias municipales. La puesta en marcha de la Oficina de Atención al Ciudadano es mucho más que una obra arquitectónica, se trata ante todo de una apuesta por atender de forma aún más eficaz a los vecinos de la población. De hecho, este cambio comienza incluso por la propia entrada al edificio del consistorio, que ahora se ha trasladado a uno de los laterales, justo donde se sitúa la OAC. Las obras han supuesto remodelar la planta baja del Ayuntamiento, unificando los servicios más solicitados en una sola oficina. Para ello ha sido preciso previamente recopilar la información de cada departamento y elaborar un manual de procedimiento, pieza fundamental para que todas las demandas sigan un mismo cauce y, en definitiva, para garantizar la transparencia absoluta de la administración municipal. “Los políticos vendemos a veces la idea de la proximidad al ciudadano, pero luego no conseguimos hacerla realidad” –reconocía el alcalde, Josep Mª Iborra, en su discurso inaugural–. “Aquí esa apuesta es una realidad gracias al tesón y el descaro de la Técnico de Personal, Aurora, que vino un día de un curso diciendo que en nuestro Ayuntamiento estábamos desfasados en la atención ciudadana. Su esfuerzo y el de todos los funcionarios implicados ha permitido que hoy, dos años después, pongamos en marcha esta oficina, a través de la cual perseguimos la calidad total en el trato a nuestros vecinos”. Una calidad total que será refrendada si se consigue la certificación ISO-9000, es decir, que una auditora externa acreditada certifique que en el Ayuntamiento de Puçol se trabaja en calidad, haciendo cada día el trabajo tal y como se refleja en la memoria de funcionamiento: “queremos llegar lo más lejos posible, perseguimos la excelencia en la gestión”, concluye Aurora Majuelos. Para atender en todo momento las solicitudes de los vecinos la OAC tendrá un horario amplio, de 8 a 19 horas ininterrumpidamente de lunes a jueves, además de 8 a 13 los viernes y los sábados, con lo que encontrar un hueco para ser atendido no será nunca un problema de horario: “además, está la posibilidad de realizar trámites a través de Internet, incluso en la propia Oficina, donde hemos instalado un ordenador para que los vecinos puedan realizar sus gestiones no sólo con el Ayuntamiento, sino también con otras administraciones, ya que estamos tramitando la firma electrónica y la gestión a través de Internet”. Con estas afirmaciones Josep Mª Iborra dejaba clara la apuesta del Ayuntamiento por el servicio al ciudadano como principal objetivo de su corporación. Un objetivo que, no obstante, tiene su lado humano: sin el esfuerzo de Gustavo, Paqui y José Mª, los tres técnicos que serán “la cara amable de la administración” todos los días, esto no sería posible. Pero tampoco lo sería sin el esfuerzo de todos los trabajadores que durante cuatro meses han estado realizando su labor en despachos compartidos debido a las obras, sin aquellos que han aportado la documentación necesaria para elaborar el manual de procedimiento... e incluso sin las señoras de la limpieza, cuya labor ha sido fundamental para mantener un Ayuntamiento moderadamente presentable mientras los albañiles, mañana y tarde, se dedicaban a realizar las obras.

23 Abril 2003
FaceBook  Twitter  

Información Adicional