La fiesta de la U. D. Puçol: ante todo el fútbol es un juego y hay que disfrutar de él

La fiesta de la U. D. Puçol: ante todo el fútbol es un juego y hay que disfrutar de él

Enric Esteve fue el encargado de presentar el acto final de temporada de las escuelas de fútbol de la Unión Deportiva Puçol. Ya en su primera intervención pedía que todos reconociéramos algo muchas veces olvidado ''el fútbol es ante todo un deporte, un juego, basta ya de tanta presión que a veces nos hace olvidar que ante todo hay que disfrutar''.

Y como estábamos de fiesta y de disfrutar se trataba, Fernando Ferrer (o sea, ''el Rallat'') y su hijo subieron al escenario para deleitarnos con unas ''albaes''. Era el primer acto de ocio para los casi mil asistentes, en su mayor parte padres de los chicos de esta multitudinaria escuela deportiva. Pero no fue el último, un vídeo elaborado por la directiva y proyectado en una pantalla gigante sirvió para dar un repaso a los dieciocho equipos que componen la U. D. Puçol... Bueno, a todos menos a uno, porque el Alevín ''A'', que se ha proclamado campeón en su categoría, tuvo su propio vídeo especial.

Junto a todo ello hubo además trofeos cedidos por empresas y asociaciones locales (como Mauropal, Master, El Pardillo, las peñas, Basauri, chufas Bou y, por supuesto, el Ayuntamiento de la población, que siempre está atento a colaborar en este tipo de actos) y, cómo no, sorteo de regalos entre el público asistente.

En la parte final, como es de rigor, subieron a saludar todos los equipos, uno a uno, mientras su imagen se proyectaba en la pantalla gigante y la directiva entregaba el premio a la regularidad y al máximo goleador.

Muchos premiados, aunque entre todos ellos uno tuvo un homenaje especial: Paco Claramunt recibía de manos de sus propios compañeros una placa por su ejemplar comportamiento y su trayectoria deportiva. También el entrenador del alevín (campeón de su categoría) y el presidente tuvieron premios de sus pupilos. Incluso hubo homenajes a cuatro personas que, gracias a su esfuerzo diario, han contribuido a que el fútbol base funcione a la perfección en la población y se hable de él en Internet, en la televisión local y, en fin, en todas partes.

Pero si de funcionar a la perfección se trata, hay un nombre que aparece desde hace muchos años ligado a la U. D. Puçol: Pascual Orero. El ya nuevo presidente subió al escenario y comenzó su discurso con cierto aire de disgusto (''me entristece que nadie se presente a la junta directiva cuando han pasado nuestros cuatro años''), pero pronto sus palabras retomaron la alegría propia de la noche para manifestar su intención de seguir como presidente otros cuatro años y luchar por nuevos triunfos deportivos: ''me emocionan estos colores, me emocionan estos chavales, y por todo ello seguiremos trabajando. Ojalá haya más jugadores nuestros en la selección nacional, o que se vayan al Valencia y al Villarreal, como este año. Eso es lo que da sentido a nuestro trabajo de directivos''.

Salvadas las elecciones (que en el fútbol también las hay, como en política) y salvada también la justificada ausencia del alcalde, por tener un compromiso previo, fue la concejal Inmaculada Arcos la encargada de hablar en representación del Ayuntamiento, y lo hizo recordando que ''seguiremos apoyando al club, no en vano son 350 los jugadores que tiene esta escuela y, pese al descenso del primer equipo, la temporada ha sido muy buena en general''.

Como punto final hubo castillo de fuegos artificiales, no por el descenso del primer equipo, sino porque, como había dicho la concejal, la temporada ha sido buena y, sobre todo, porque es una brillante forma de poner punto y final a una noche de fiesta, de premios, de sonrisas, de promesas... y todo eso es el fútbol: un deporte y un ambiente para disfrutar. Basta de presiones, disfrutemos del deporte.


20 Junio 2003
FaceBook  Twitter  

Información Adicional