Los alumnos del taller prelaboral inundan la plaza del Ayuntamiento de agua, sol, colorido y anilinas

Los alumnos del taller prelaboral inundan la plaza del Ayuntamiento de agua, sol, colorido y anilinas

Probablemente el suyo sea el nombre más largo para una actividad local: ''Taller prelaboral y de habilidades interpersonales para personas con necesidades educativas especiales''.

Pero su nombre no es, ni de lejos, tan grande como su responsabilidad: trabajar día a día con los nueve alumnos que, por sus características físicas o psíquicas, necesitan de una atención personalizada de cara a su integración en la vida cotidiana del municipio.

Alfredo Carlos Torres es el terapeuta que trabaja tres mañanas a la semana con estos nueve jóvenes, en un aula de la Casa de Cultura: ''nos reunimos los lunes, miércoles y viernes, de 10 a 13 horas, durante los nueve meses del curso escolar. Ahora finalizamos el curso, pero ya tenemos el compromiso del Ayuntamiento para comenzar de nuevo el 15 de septiembre''.

Y para finalizar el curso, Alfredo y sus chicos no han tenido mejor idea que montar un taller, aunque lo suyo más se acerca a una ''performance'' o cualquier otra manifestación artística de última hornada: un dibujo de un sol hecho en la plaza Joan de Ribera, frente al edificio del Ayuntamiento, a base de botellas grandes de agua tintadas con anilinas de distintos colores. Desde las 10 a las 20 horas del viernes, 27 de junio, la plaza del Ayuntamiento se ha llenado de color, de luz... y de los amigos y familiares, que no han dudado en acercarse a comprobar los progresos de los alumnos.

''La idea no es absolutamente original, ya que está inspirada en 'El Sur', una obra presentada por la Universidad Jaume I en la Feria del Reciclaje de Castellón'' -continúa explicando Alfredo-. ''Pero para los objetivos del taller ha funcionado a la perfección, ya que los chicos han tenido que trabajar en equipo, tanto en la planificación, solicitando los permisos para montar el taller, como luego preparando los materiales y, finalmente, realizando la colocación de las botellas siguiendo el diseño establecido''.

El éxito de esta actividad de fin de curso fue comprobado ''in situ'' por el alcalde y varios concejales de la nueva corporación, satisfechos por el buen funcionamiento de este taller prelaboral, uno de los proyectos más veteranos que mantiene en marcha el Área de Bienestar Social, pese a la cada vez más alarmante falta de subvenciones por parte de la Generalitat Valenciana.

El trabajo en equipo y la capacidad de establecer relaciones interpersonales, potenciando con ello las habilidades sociales. Unos objetivos que casi, casi se corresponden con ese nombre tan largo que tiene el taller... y es que en ocasiones no hace falta acudir a rimbombantes denominaciones para explicar, sencillamente, que lo que se realiza es una labor educativa con nueve jóvenes de la población que necesitan un trato especial.

En el fondo, lo mismo que nos gusta a todos: que nos cuiden y nos ayuden con todo el cariño del mundo.


02 Julio 2003
FaceBook  Twitter  

Información Adicional