José Ramón Soriano: ¿en qué pasaje de la Biblia se habla en contra de la masturbación?

José Ramón Soriano: ¿en qué pasaje de la Biblia se habla en contra de la masturbación?

“Hace sesenta años, esta charla habría finalizado conmigo en el cuartelillo, acompañado por la pareja de la Guardia Civil”. Con estas palabras comenzaba el psicólogo y sexólogo José Ramón Soriano Reig su charla Vivir la sexualidad a los sesenta y más, el jueves 27 de noviembre en el Espai Social dels Majors.

En su afán por desmontar la educación sexual que se había impartido en la España de principios y mediados del siglo XX, donde sólo se podía vivir la sexualidad en el matrimonio y para la reproducción, José Ramón acuñó un término que hizo las delicias de la treintena de asistentes: “nosotros no tuvimos educación, sino educastración”.

Hoy el panorama es distinto. Charlas como la impartida a la tercera edad sirven para hablar de la sexualidad sin complejos y nos ayudan a comprender que la sexualidad puede ser utilizada bajo tres prismas distintos: por el simple placer, como forma de comunicación y para la reproducción de la pareja.

Precisamente la pareja fue uno de los factores que trató más a fondo a la hora de clasificar las maneras de vivir la sexualidad: “pero no debemos excluir ningún tipo de pareja, ni hetero ni homosexual. De hecho, pese al rechazo público, la homosexualidad ha existido siempre, incluso los antropólogos han demostrado que entre los animales también existe la homosexualidad”.

En su reflexión sobre la vivencia de la sexualidad en pareja, su conclusión fue que hay que vivirla como los dos quieran, no sólo en el matrimonio, sino de cualquier forma: “siempre y cuando ambos lo deseen, en la pareja cabe todo lo que quieran los dos”.

Pero hay otras dos formas de vivir la sexualidad: la renuncia y la autosatisfacción. La renuncia es una elección tan válida como todas las demás, algo que Soriano Reig insistió en dejar claro: “si alguien no quiere, no debe aceptar que nada ni nadie le fuerce; hay personas cuya ilusión es llegar virgen al matrimonio y su postura es tan respetable como todas”.

Finalmente, la autosatisfacción, un tema tabú durante muchos años en nuestra educación. Aunque la realidad siempre ha sido muy distinta: en las encuestas realizadas en 1948, el 92% de los varones norteamericanos admitió que se masturbaba, y en las realizadas en 1954, el 62% de las mujeres también admitió masturbarse. Son datos históricos que contrastan duramente con la postura oficial frente a estos temas: “además, no debemos olvidar que a veces la autosatisfacción es la única forma de vivir la sexualidad, sobre todo para muchas personas que no tienen pareja por el motivo que sea”.

Habituado a dar charlas en los lugares más variados, José Ramón Soriano supo en todo momento cómo mantener a su audiencia en creciente interés. Y si los datos históricos no eran suficientes, siempre estaba su comentario, su recuerdo, su apunte autobiográfico. Por tanto, no es de extrañar que cuando hablaba de lo que ahora llaman autoerotismo, sacara a relucir una charla que impartió en los años setenta en un seminario en Madrid, ante más de un centenar de futuros sacerdotes, a quienes no tuvo inconveniente en provocar con una de sus frases lapidarias: “vosotros que la conocéis mejor que yo, decidme, ¿en qué pasaje de la Biblia se habla en contra de la masturbación?”. Naturalmente, no hubo respuesta a su pregunta. Ni entonces, ni ahora.

09 Diciembre 2003
FaceBook  Twitter  

Información Adicional