ASOM aporta 1700 kilos de ayuda para el pueblo saharaui

La mañana del domingo 16 de junio, Sara, Lola y Merche, tres jóvenes de Puçol, la pasaron en el Centro de Acogida de Inmigrantes, cargando hasta cinco furgonetas que luego condujeron hasta La Pobla Llarga, donde se está cargando el camión que en unos días partirá desde Alicante a los campamentos de refugiados saharauis en pleno desierto. La aportación de Puçol en esta Caravana por la paz ha sido de 1470 kilos de legumbres, 160 kilos de ropa y 50 de material escolar. Pero esto es sólo el principio, ahora hay que preparar las Vacaciones en paz, el otro proyecto de colaboración con el Sáhara en el que participa Asom. No hay que pagar nada. No hay por qué tener niños. Sólo hay que ocuparse de su cuidado y manutención”. Así define Sara León, la presidenta de la Asociación para la Solidaridad con el Mundo, los requisitos que han de reunir las familias que durante julio y agosto deseen acoger un niño saharaui en su casa: “pero han de decidirse ya, porque el plazo de inscripción finaliza el a mediados de junio; nuestro objetivo es lograr que al menos diez niños sean acogidos en Puçol y todavía nos faltan dos familias aquí y catorce en la Comunidad Valenciana”. ASOM es la ONG de Puçol a través de la cual se canalizan distintas actuaciones de cara al tercer mundo, fundamentalmente el pueblo saharaui, al que se envían Caravanas por la paz desde 1993 y con el que se colabora en las Vacaciones en paz desde 1994. Después de haber acogido trece niños el verano pasado, ASOM sigue apostando un año más por el acogimiento ya que es la única forma de que “estos niños salgan de los 45º que hay en el desierto en verano, que conozcan otras culturas y que reciban una atención médica que en algunos casos es imprescindible, sobre todo a nivel de dentista y oftalmólogo”. El programa previsto, similar al de otros niños que se acogen en el resto de la Comunidad Valenciana, incluye la revisión médica en julio, actividades deportivas, escola d’estiu, visita al Hemisfèric, acampada y concentración el 22 de julio en Xirivella, todas ellas realizadas en compañía de otros niños de Puçol y otras poblaciones. El mes de agosto está destinado a que cada niño conviva mayormente con la familia que le acoge, incluso que se vaya de vacaciones con ellos “aunque siempre dentro del país, ya que el visado de los saharauis no les permite abandonar España”. Sara León, que estrena cargo como presidenta este año, también insiste en que la labor de colaboración se puede extender a la entrega de alimentos para la Caravana por la paz, que saldrá este año a primeros de junio desde Alicante: “Puçol aportará un programa de neumáticos para ambulancias y vehículos de urgencias, que complementa las baterías que ya enviamos el año pasado; pero si un ciudadano quiere colaborar también puede aportar legumbres y azúcar, que son los alimentos que aportará la caravana de la Comunidad Valenciana, ya que cada año se distribuyen las distintas peticiones realizadas por la Media Luna Saharaui (algo así como la Cruz Roja Española) a través de la Federación de Asociaciones Solidarias con el Pueblo Saharaui”. En esta segunda campaña además de todos los ciudadanos que lo deseen, también colaboran todos los colegios públicos y privados de Puçol, junto al Guillem d’Entença de El Puig, La Masía de Museros, La Escoleta Infantil de La Pobla y el Centro de Acogida de la población, que es donde se guardarán los alimentos hasta que sean enviados en un trailer nuevo que se comprará para entregarlo al pueblo saharaui.
01 Junio 2002
FaceBook  Twitter  

Información Adicional