La presentación de las festeras da comienzo las fiestas de Santa Marta

La presentación de las festeras da comienzo las fiestas de Santa Marta

Después de treinta años sin celebrarse estas fiestas, el viernes 29 de septiembre, a las once de la noche, en la avenida Font de Mora, se realizaba la presentación de las siete festeras y sus acompañantes, acto con el que comenzaba la nueva etapa de estas fiestas. El acto estuvo presentado por Toni Galindo, comentarista deportivo de Canal 9.

Vestidas de negro y con las festeras como centro de atención, las fiestas de Santa Marta parecen un reflejo de las fiestas populares y patronales que se celebran a principios de septiembre, pero buscando los opuestos: frente al traje blanco de las festeras, aquí es el negro el color dominante; frente a los festeros como máximos responsables, aquí son las festeras...

''Quizá en los años sesenta o setenta podría tener un significado social ese teórico enfrentamiento con las fiestas populares y patronales, porque venía a representar la reivindicación de un barrio, el de Hostalets, formado fundamentalmente por emigrantes de Andalucía, Extremadura y La Mancha'' -explica Vicente Gozálvez, cura párroco de Santa Marta-. ''Pero eso hoy no tiene ningún sentido, ya que felizmente el pueblo ha superado ese tipo de divisiones y vive perfectamente integrado''.

Más de mil personas se dieron cita para este primer acto que contó, además, con una actuación de variedades para completar la noche. Fue una velada sencilla, que sirvió tanto para dar a conocer a las festeras y sus acompañantes como para comprobar que las fiestas siguen funcionando en Puçol y arrastran una notable cantidad de público... y ello pese a que hace apenas tres semanas que finalizaron las fiestas populares y patronales, y desde entonces se celebra cada sábado el toro en alguno de los barrios de la población.

Las celebraciones continuaron el sábado a las doce del mediodía, con una entrada de la murta que partió de la estación de Renfe y recorrió las avenidas Font de Mora, Valencia, Molí de Vent y Mancomunitat, además de las calles Alicante y Padre Buenaventura, para finalizar en Ildefonso Fierro, en la puerta de la iglesia de Santa Marta.


Fue una entrada un tanto especial, porque el fuerte calor reinante impedía que el público se distribuyera a lo largo de todo el recorrido, concentrándose sobre todo en las zonas de sombra, lo que hizo comentar a muchos asistentes que quizá habría que buscar un horario más apropiado para otros años.

''El sentido profundo de la entrada de la murta es perfumar las calles por las que al día siguiente se realizará la procesión, de tal forma que se reciba a la santa homenajeada con las calles impregnadas de perfume'' -continúa el párroco de Santa Marta-. ''No obstante este significado ya no se mantiene, ya que el itinerario de la murta y el de la procesión han sido distintos. En cualquier caso, es una iniciativa que hay que estudiar para el futuro cómo ajustarla en el horario''.

Y es que el horario no deja muchos más huecos. El sábado por la tarde y por la noche había toros en el Barrio y ya se sabe que en Puçol los toros tiran mucho.

Ya el domingo, por la mañana despertá, misa solemne con la colaboración de las festeras, que hicieron las lecturas y las ofrendas, y a continuación tres calderas de olla, en total unas seiscientas raciones, que fueron repartidas entre los vecinos que previamente se habían inscrito.

Y por la tarde, la procesión. Aunque de este acto hablaremos en una próxima noticia, dado su carácter especial y su enorme poder de congregar vecinos en torno a la imagen de Santa Marta.

12 Octubre 2006
FaceBook  Twitter  

Información Adicional