El año próximo no subirá el IBI urbana ni la mayor parte de los impuestos municipales

El año próximo no subirá el IBI urbana ni la mayor parte de los impuestos municipales

El pleno ordinario del 31 de octubre aprobó la modificación de las ordenanzas fiscales para el próximo año, cuyo tono general es mantener la bajada de presión iniciada el año pasado: de los seis impuestos y catorce tasas que tiene el municipio de Puçol, sólo se producen subidas en dos impuestos y cinco tasas... pero siempre dentro de los límites del IPC.

Tras el amplio debate político, que se extendió desde las ocho de la tarde hasta casi la medianoche, el grupo municipal del PSOE abandonó el pleno. La ausencia de la oposición permitió que los puntos siguientes fueran aprobados por unanimidad por los nueve concejales que se mantenían en el hemiciclo, es decir, el equipo de gobierno.

La modificación de las ordenanzas fiscales propuesta para el próximo año fue explicada por Ximo Galcerá, concejal de Hacienda y portavoz de Unión Valenciana, quien destacó que sólo afectan un tercio de los impuestos y tasas que cobra el Ayuntamiento. ''Nos propusimos la congelación del IBI urbana en el 2005 y no sólo lo hemos conseguido para este año, sino que la vamos a mantener en el 2006'' -afirmó Galcerá-. ''Esto supone que vamos a pagar el mismo impuesto el año que viene que en el 2001''.

En su repaso a las novedades, el concejal de Hacienda destacó que las subidas se refieren a impuestos y tasas que no afectan a todos los vecinos, sino sólo a una parte de la población: la plusvalía aumenta un 3'7%, el Impuesto de Actividades Económicas un 3% y el alcantarillado también un 3'7%, ''lo que en este último caso ha supuesto un gran esfuerzo, ya que la empresa concesionaria del servicio, Aguas de Valencia, solicitaba una subida del 7'1% y nosotros no hemos permitido ir más allá del IPC en el mes de septiembre''. Señaló que tanto la tasa de basuras como el impuesto de circulación se mantienen congelados y que las únicas tasas que se modifican se centran sobre todo en la ocupación de la vía pública: mesas y sillas; puestos de ventas y casetas; mercancías, materiales e instalaciones...


El portavoz del Partido Popular, Mariano Sanchis, afirmó que es una ''subida racional'' que sólo afecta a cuestiones particulares, excepto en el caso del agua, aunque ''se ha desestimado la propuesta de Aguas de Valencia y se ha dejado por debajo de la subida del IPC''. Como ejemplo adicional de esa racionalidad aplicada a los impuestos, Sanchis también explicó que la tasa de basura se divide en dos semestres para facilitar el pago, ''pese a que en principio no tiene ninguna subida, ya que se seguirán pagando los 59 euros por vivienda que se han pagado este año''.

Más crítico se mostró durante toda la noche Salvador Claramunt, el portavoz del Bloc, quien no sólo censuró el abandono del hemiciclo por parte de los socialistas, sino que llegó a afirmar que ''el interés de este gobierno es invertir el camino del PSOE en temas como los impuestos, ya que en el año 2002 Puçol era el quinto pueblo de la comarca en cuanto a presión fiscal''. Tras felicitarse por el gran esfuerzo del equipo de gobierno en materia de ordenanzas fiscales, aseguró que desde el nuevo gobierno ''queremos invertir esa dinámica creada por los socialistas en su mandato''.

El alcalde Juan Manuel Busto cerró el breve turno de intervenciones aludiendo una vez más a los motivos reales del abandono socialista del pleno: ''ya lo dice el refrán, antes se coge a un mentiroso que a un cojo. Allá ellos''. Respecto a las nuevas ordenanzas para el próximo año, el portavoz de Esquerra Unida se limitó a constatar que sólo suben dos impuestos y cinco tasas, ''es decir, se siguen cumpliendo los objetivos del gobierno en cuanto a rebajar la presión fiscal''.

 

09 Noviembre 2005
FaceBook  Twitter  

Información Adicional