'Viviendo del cuento' inunda los pubs de Puçol con información sobre el Sida

'Viviendo del cuento' inunda los pubs de Puçol con información sobre el Sida

Calendarios, piruletas, folletos y, por supuesto, preservativos. Todo vale para que los jóvenes recuerden que hace veinticuatro años que el Sida está entre nosotros y hay que tomar las debidas precauciones para evitar el contagio en las relaciones sexuales.

Un mago, una tímida novia, un clown, una cantante de ópera y un grupo de percusión que podría competir sin problemas en la célebre ''tamborrada'' de Calanda. Todo vale para que los jóvenes presten un momento de atención en plena noche festiva, el suficiente como para recibir una información básica que podemos reducir a una única idea: si vas a tener relaciones sexuales, usa el preservativo.

Gent, Colón 13, Chupitos & Más, Villa Charol y Durango. Todos los pubs de Puçol recibieron la madrugada del sábado, 26 de noviembre, la visita de un grupo de teatro de calle de nombre más que sugestivo: Viviendo del cuento.

Con magia, con ternura, con humor, con música, con frío y, sobre todo, con muchas ganas de pasarlo bien, Viviendo del cuento llegó en una sola noche a todos los rincones donde suelen estar de marcha los jóvenes de Puçol. A través de esta campaña orquestada por el Ayuntamiento de Puçol se lleva a la práctica aquel refrán que más o menos viene a decir: ''Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma''.

El mecanismo utilizado por este grupo de animación es sencillo: a base de tambores se capta la atención de los que merodean por el exterior del local, luego entran en acción la novia, pidiendo un beso de los presentes... pero sólo si está protegido; si no lo está, debe coger un preservativo antes del beso. Una fórmula simbólica de recordar qué es eso de tomar precauciones. Paralelamente, el mago crea corrillos con facilidad: las cartas, las bolas, las anillas... todo vale para ganarse unos minutos de humor y un preservativo. La operación se repite en el interior de cada pub: tambores para centrar la atención, la novia, el mago y, en el momento cumbre de silencio, una solista canta ''a capela'' una bella melodía sobre el amor eterno... para lo que hay que tomar precauciones, no sea que el Sida lo impida.

Viviendo del cuento es un grupo veterano en estas lides. Junto a los intérpretes del grupo, que cambian de personaje en cada ocasión, cada año convoca gente de apoyo: el año pasado fue una pequeña agrupación de jazz, este año los tambores. Es un grupo acostumbrado a todo tipo de desafíos, desde las visitas guiadas en los cascos antiguos (como Valencia o Peñíscola) al Robín de las Hoces (una actividad rural en el río Gabriel). De ese afán suyo por adaptarse a cada situación, por no repetir siempre la misma función, surgen propuestas que suelen dar en la diana y encontrar el éxito entre el público al que va destinado.


''Se trata de hacerles llegar la información sobre todo a los más jóvenes, que son quienes suelen carecer de ella y, paradójicamente, son los que se encuentran en un sector de población de más riesgo'' -sintetiza Salvador Claramunt, el concejal de juventud-. ''Dentro de las actividades en torno al Día Internacional del Sida, el reparto de información en los distintos pubs de la población, un sábado noche, es una fórmula que se ha mostrado muy eficaz y que vamos a mantener en los próximos años''.

Este año se han repartido cientos de folletos editados por la Generalitat Valenciana, con información acerca de cómo actúa el virus, cómo se puede infectar una persona, cómo se transmite la infección, cómo se detecta y, en definitiva, qué es el Sida.

''Junto a esta información escrita'' -continúa el concejal- ''hemos repartido más de mil calendarios del próximo año y dos mil piruletas con la imagen de la campaña publicitaria realizada por el Ayuntamiento en torno al Sida y unos dos mil preservativos. Pensamos que es una buena form

02 Diciembre 2005
FaceBook  Twitter  

Información Adicional