Los Reyes Magos llegaron a Puçol en helicóptero

Los Reyes Magos llegaron a Puçol en helicóptero

Ya es una tradición que dura muchos años, pero no por ello deja de ser una fiesta que cada año se sigue gran intensidad, sobre todo por los más jóvenes: el 5 de enero, los Reyes Magos hicieron las delicias de la población, primero con su espectacular llegada en helicóptero; después, con la generosa cabalgata que recorrió toda las zonas de la población.

Este año la comitiva estaba formada por unas 120 personas, además de la ambulancia, DYA y la policía local que, como siempre, se ocupaba de abrir y cerrar la larga caravana y de regular el tráfico. En el interior, carrozas ocupadas por la agrupación de peñas, el centro juniors Apocalipsis, los juniors Caminar y los festeros de 2004, todos ellos repartiendo regalos y confeti preparado para la ocasión por la Agrupación de Peñas.

“Este año hemos distribuido 120 sacos de confeti, 80.000 juguetes y 150 kilos de caramelos” –recuerda Silvestre Martos, el coordinador de la organización desde las peñas–, “lo que nos ha supuesto un mes de preparación, muchas tensiones y acabar esa noche completamente agotados: de hecho, ni el Pulo, ni Munera, ni yo fuimos siquiera a cenar, el trabajo resulta gratificante, pero agotador”.


Hasta tal punto resulta gratificante la cabalgata de reyes que Silvestre no tiene inconveniente en reconocer que, si bien los fondos nacen de la subvención anual del Ayuntamiento a las peñas, que ronda los 9.000 euros, “con ese dinero organizamos las fiestas populares, la semana de las peñas, la entrega de premios, las cartas a los pajes y, por supuesto, la cabalgata... pero de todos los actos éste es en el que más gente participa y, creo sinceramente, es el más atractivo de los que organizamos cada año las peñas”.

Una organización que cuenta, cómo no, con el apoyo incondicional de toda la población y, en especial, de algún voluntario, como Joan Granell, que un año más se ha ofrecido voluntario para darle un colorido especial a la llegada: por cuarto año los reyes han llegado al polideportivo municipal a bordo de un helicóptero, lo que ha resultado un reclamo de mayor atractivo, si cabe, para los más pequeños.

“Además del apoyo desinteresado de Joan Granell” –concluye Silvestre Martos“es de agradecer la colaboración de distintos particulares del pueblo que nos han cedido los caballos para las tres carrozas de los reyes”.

14 Enero 2004
FaceBook  Twitter  

Información Adicional