Puçol es elegido pueblo modelo en la gestión urbanística

Puçol es elegido pueblo modelo en la gestión urbanística

Las dos asociaciones de ecologistas más importantes de la Comunidad Valenciana fueron las que propusieron a la Universidad de Alicante la idea: enfrentar el crecimiento horizontal de una población como Puçol al crecimiento vertical de otra como Benidorm, para comprobar las ventajas e inconvenientes de cada modelo urbanístico.

Y la universidad aceptó el reto.

El 19 de diciembre, el alcalde de Puçol, Josep Mª Iborra, y la técnico de personal, Aurora Majuelos, presentaban en Benisa el proyecto audiovisual “Puçol, entre mar y montaña”, en el cual se daba un repaso a la evolución urbanística sufrida por la población durante la democracia, años en los que siempre ha habido un equipo de gobierno socialista.

El audiovisual comparaba el crecimiento vertical que están sufriendo la mayor parte de playas del entorno, y frente a él oponía el proyecto de la playa de Puçol, en el que el Plan General sólo autoriza dos alturas en primera línea y tres en las siguientes zonas, un tipo de construcción que también es el habitual en el resto de zonas residenciales nuevas de la población.

“Nuestro modelo urbanístico prima la calidad de vida de nuestros ciudadanos” –insiste una y otra vez Josep Mª Iborra–, “potenciando las calles peatonales, las zonas verdes y las viviendas con tres alturas y parking propio obligatorio. Queremos calles para los peatones y zonas de disfrute, tanto en el casco urbano como en la playa”.

Este modelo, explicado así a grandes rasgos, es el que defienden Runar (Grupo ecologista de La Marina) y Acció Ecologista Agró (en l’Horta Nord y el Camp de Morvedre), como modelo respetuoso con los vecinos y con el medio ambiente, de ahí su insistencia en que en las jornadas celebradas en Benisa fuera presentado lo más gráficamente posible.


Junto al desarrollo urbanístico de Puçol, también se presentó el proyecto de “Ciudad compacta” a cargo de la Universidad de Valencia, y el “Nuevo Plan General” a cargo del alcalde de Benisa.

En el debate posterior, celebrado con la asistencia de unas setenta personas, entre ecologistas, técnicos en urbanismo y público en general, uno de los ecologistas asistentes realizó la reflexión clave: “conozco el modelo vertical de Benidorm o Benisa y ahora el horizontal de Puçol. Ambos parecen tener sus ventajas e inconvenientes, pero en Puçol veo que hay parques y jardines, mientras que en Benisa no recuerdo haber visto ninguno”.

Tras el éxito obtenido en la presentación pública, Josep Mª Iborra reflexionaba sobre la necesidad de explicar a los vecinos este tipo de decisiones “porque a veces los políticos olvidamos que el ciudadano de a pie no siempre comprende por qué se toman tales o cuales decisiones y nosotros, que estamos acostumbrados a tratar con los técnicos de urbanismo todos los días, no siempre tenemos claro que hemos sabido comunicar la ideología que hay detrás de cada decisión urbanística: quizá debamos hacer presentaciones de este tipo a nuestros propios vecinos, para que comprendan mejor actuaciones como la que se está llevando a cabo ahora mismo en nuestra propia playa”.

 

20 Enero 2004
FaceBook  Twitter  

Información Adicional