Algunos consejos de la Oficina del Consumidor sobre las rebajas

Algunos consejos de la Oficina del Consumidor sobre las rebajas

Somos muchos los consumidores que, atraídos por la publicidad en los distintos medios de comunicación, acudimos a los establecimientos mercantiles en búsqueda de productos rebajados.

La venta promocional de rebajas está regulada en nuestro ordenamiento jurídico, de modo que se entiende que nos encontramos ante este tipo de venta cuando “los artículos objeto de la misma se ofertan, en el mismo establecimiento en el que se ejerce habitualmente  la actividad comercial, a un precio inferior al fijado antes de dicha venta”.

No nos encontraremos ante un producto rebajado cuando el artículo no se encontrara a la venta con anterioridad, los deteriorados o adquiridos con objeto de ser vendidos a un precio inferior al ordinario.

La venta promocional de rebajas solo puede tener lugar en dos temporadas con una duración que oscila entre una semana y como máximo dos meses. Este año este período se encuadrará entre las siguientes fechas:

a) Rebajas de invierno: del 7 de enero de 2004 hasta el 13 de marzo de 2004.

b) Rebajas de verano: desde el último lunes laborable de junio, hasta el primer sábado del siguiente mes de septiembre.

En los establecimientos comerciales, se anunciará al público, de forma visible e inequívoca, la duración del periodo de rebajas, indicando la fecha de inicio y final. La rebaja final en los 10 últimos días.

Es importante que los consumidores conozcan la prohibición de venta en Rebajas de artículos deteriorados, los adquiridos expresamente para su venta en rebajas y aquellos que no hayan formado parte de las existencias del establecimiento, al menos, con un mes de antelación y que deberán, también, haber estado expuestos a la venta durante la temporada. También deberán llevar en su etiqueta el precio actual y el precio anterior para que los consumidores puedan conocer el alcance de la rebaja.


Algunos consejos a tener en cuanta son:

* Prepárese una lista con todos los productos que necesita, así evitará comprar, por impulso, cosas innecesarias o que ya tiene.

* Cuando sepa lo que quiere comprar compare precios entre diversos establecimientos. Tenga en cuenta que los precios son libres y por tanto, pueden existir importantes diferencias de un mismo producto en varios establecimientos.

* Compruebe la calidad y acabados del producto. En todos los casos los productos deberán tener la misma calidad y acabados que antes de estar rebajados. Rechace todo producto que sea sospechoso de haber sido fabricado especialmente para las rebajas.

* Concrete las posibilidades de un posible cambio o devolución.

* No son obligatorios para los comerciantes determinados servicios pero, si los ofertan o generan expectativas ante el consumidor con la información o publicidad deben prestarse, por ejemplo la aceptación de cambios o devoluciones, o el uso de tarjeta de créditos como medio de pago.

* Exija siempre su ticket o factura de compra y consérvela para una posible reclamación.

30 Enero 2004
FaceBook  Twitter  

Información Adicional