Cotino: "Puçol es el pueblo de la Comunidad en el que más ha disminuido la delincuencia"

 

El Delegado del Gobierno, Juan Cotino, ha estado por primera vez en visita oficial en Puçol el viernes, 31 de enero. Tras firmar en el Libro de Honor de la población, ha debatido con el alcalde Josep Mª Iborra sobre temas de seguridad ciudadana, en un acto en el que ha estado acompañado por represen-tantes del cuartel de la guardia civil y de la policía local. El motivo fundamental de la visita era presentar el Plan Marco diseñado por la Federación Española de Municipios y Provincias y el Ministerio del Interior para coordinar los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Al mismo tiempo, Cotino ha resaltado la excelente labor conjunta de la guardia civil y la policía local “ya que en Puçol el índice de delincuencia general ha bajado un 16’5%, lo que supone la mayor disminución en toda la Comunidad Valenciana, situándose la media anual en menos de un delito por día, lo que también coloca a Puçol a la cabeza de la comunidad en cuanto a seguridad ciudadana”. Estos datos aportados por la Delegación del Gobierno se complementan con otro igualmente agradable: la policía local de Puçol es una de las más efectivas de la comunidad, “ya que logra resolver con efectividad el 32% de los delitos”. Las palabras del delegado han encontrado eco en Josep Mª Iborra, quien ha destacado el enorme esfuerzo que está realizando el Ayuntamiento en materia de seguridad ciudadana, “habiendo incrementado la plantilla en siete nuevos agentes en el 2002 y estando previsto crear dos nuevas plazas en el presente año”. A raíz de estos datos el alcalde ha pedido un esfuerzo equivalente para que se incrementen los efectivos de la guardia civil en Puçol, ya que llevan mucho tiempo sin aumentar la plantilla y no pueden atender todos los casos de la zona, por lo que han de derivar muchos de ellos a la policía local. Por último, alcalde y delegado han hablado acerca de las infraestructuras de comunicaciones en la población y cómo mejorarlas. Tres son las solicitudes del Ayuntamiento: por un lado, construir una entrada y una salida a la A-7 a la altura de Puçol para evitar tener que desplazarse hasta la salida de Rafelbunyol; por otro, construir una salida con dirección Barcelona en la N-221 (la antigua autopista en su trazado paralelo a la costa) ya que sólo tiene salida con dirección Valencia; por último, el tema del AVE, para el que se propone que en caso de aprobarse el trazado este, que pasa junto al cuartel de la guardia civil, “también se desvíe la actual línea de la Renfe, y pasen ambas líneas juntas, evitando así la barrera en mitad del casco urbano que supone actualmente la línea férrea de Valencia a Castellón”.

01 Enero 2003
FaceBook  Twitter  

Información Adicional