Los niños, por un día protagonistas de las fiestas

Los niños, por un día protagonistas de las fiestas

El día 5 de septiembre se convierte sin duda en el día dedicado a los niños. Un día completo que comenzó con una santa misa dedicada a los más pequeños y finalizó por la tarde con una yincana de juegos en la cual los niños disfrutaron de una jornada muy divertida y cuyo premio eran los dulces.

A la once de la mañana, un tiro de carcasas dio comienzo a la gran fiesta dedicada a los niños. Los festeros infantiles se dirigieron a la parroquia Santa Marta acompañados al son del tabal y a la dolçaina a recoger el resto de los  festeros. Una vez todos juntos, se dirigieron a la iglesia de los Santos Juanes para celebrar la misa dedicada exclusivamente a ellos. En la misa estuvieron acompañados de los festeros jóvenes y los casados.

Finalizada la misa se realizó una rifa de juguetes, un momento muy esperado por todos los niños que se encontraban en la ceremonia. “Los niños se sienten protagonistas por un día y es muy satisfactorio verles sonreír cuando reciben los regalos”, comenta Blanca Vázquez, una de las festeras de este año.

Pero aquí no terminó el día para estos pequeños, ya que a las seis de la tarde empezó el gran festival infantil en la plaza Joan de Ribera, patrocinado por la Cofradía de la Virgen y junto la colaboración de los monitores júnior de los Santos Juanes y Santa Marta, los festeros 2011 y la colaboración del Ayuntamiento.

Una yincana en la que se realizaron juegos de todo tipo y un sinfín de actividades para que los más pequeños disfrutaran de una divertida velada como llevar un vaso de agua con la boca, encestar la pelota en un cubo, llenar globos con chocolate, pintar la cara y tirar los bolos entre otras cosas. Había todo tipo de pruebas. Una actividad que congregó un gran número de niños fue la de tirar el aro en los cuernos de un toro, en cambio las niñas se decantaron por pintarse la cara”, explica Javier Gimeno, festero y colaborador de la fiesta de los niños.

Una vez los niños realizaban la pruebas se les otorgaba un ticket que podían canjear por chucherías. Los festeros fueron los encargados de repartir los dulces a los niños que estaban como locos por recoger su merecido premio. Los juniors fueron los encargados de realizar las pruebas y supervisar que la velada transcurriera sin ningún accidente.

El gran festival fue todo un éxito, ya que en la plaza había más de 200 personas. “Hay una gran participación en el festival infantil por lo que se convierte en una actividad fija en la programación de las fiestas”, recalca Javier.

En general, un día muy divertido y ameno en la que todos los presentes disfrutaron con este sinfín de actividades o viendo como sus hijos pasaban un buen rato. Un día en la que los niños se convierten en los protagonistas de las fiestas.

Texto y fotos: Lorena Reolid

586-fiesta-2

fotos_noticia

 

08 Septiembre 2011
FaceBook  Twitter  
  • Imprimir