Tripuçol despunta un año más en el Campeonato de España de Pontevedra

Ni siquiera la pandemia ha logrado frenar los pies a los triatletas del club Tripuçol, que el pasado fin de semana lograron despuntar un año más en el Campeonato de España de Pontevedra. Lo hicieron tanto en grupos de edad como en la categoría de élite, en la que Jesús Jiménez se hizo con la medalla de plata tras un verano repleto de éxitos.

El club Tripuçol se había fijado a principios de esta temporada un objetivo claro: ganar la liga autonómica. La pandemia, el confinamiento y la incertidumbre ante cada competición han entorpecido este objetivo, aunque al parecer estos triatletas están hechos de otra pasta... Y todavía no se han dado por vencido.

De hecho, el pasado fin de semana varios tripus se desplazaron hasta Pontevedra para disputar el Campeonato de España: una prueba condicionada por las nuevas medidas sanitarias para minimizar el riesgo de contagio.

Y tuvieron que hacer frente al formato contrarreloj: un tipo de prueba en la que los deportistas van saliendo de forma escalonada cada pocos segundos para garantizar la distancia de seguridad entre ellos. «En ningún momento puedes estar cerca de otra persona», explica Carlos Boví, entrenador del club que también compitió en Pontevedra: «y nada más llegar a meta te dan la mascarilla».

Los triatletas aseguran que este formato incrementa la dureza de la prueba, e incluso el agobio, «pero sabemos que para que el deporte ahora mismo sea posible, las medidas tienen que ser así de drásticas», añade el entrenador, muy satisfecho con la participación de los triatletas, que «a pesar de la situación han continuado entrenando muy motivados».

Y tanto entrenamiento ha dado sus frutos, pues algunos obtuvieron muy buenos resultados en la competición: Alejandro Gonzalvo en categoría cadete y, por grupos de edad, Mario Rosell alcanzó la sexta posición; José Luis García se hizo con el tercer puesto en su categoría y el veterano Jesús Jiménez obtuvo una cuarta posición en su grupo «con muy poca diferencia con respecto al tercero», apunta Boví.

Sin olvidar la excelente participación de José Oriola, Marta Gassó y de Pablo Jiménez, que se quedó a las puertas de poder participar en la categoría élite: «fue una pena porque era el primero en la lista de espera».

En la categoría de élite, por su parte, Alex Vanaclocha obtuvo una 47ª posición «en un campeonato donde había muchísimo nivel», destaca Boví.

Nada que impidiera al supertripu Jesús Jiménez hacerse con la medalla de plata y demostrar, una vez más, estar a la altura de los mejores triatletas junior de España… Y de Europa. «Estoy muy contento con la carrera, aunque fue muy dura y tuvimos que hacerlo todo solos sin saber quién iba delante de quién hasta llegar a la meta».

El hecho de tener que nadar con neopreno debido a la temperatura del agua también fue un factor algo perjudicial para el triatleta, que lamenta además haber cometido algunos fallos durante las transiciones.

«Pero son cosas que pasan… Al final nunca acabamos de estar a gusto con la carrera que hacemos», bromea, muy agradecido con quienes están en cada competición al pie del cañón apoyándole: «mi madre, mi hermano, mi padre y —a la vez— entrenador… Y por supuesto a mi club y a todos los patrocinadores».

Por lo general, el club Tripuçol emprendió el camino de vuelta a casa con muy buenas sensaciones y, además, con la satisfacción de volver a despuntar en un campeonato nacional, acercándose así a los nuevos objetivos que se plantean de cara a la próxima temporada.

Informa: Irene Mollá | Fotos: Jesús Jiménez

639-campeonato-triatlon-3

27 Agosto 2020
FaceBook  Twitter  

Información Adicional