Poesía, narrativa y jazz, un sólido regreso de la cultura segura a Puçol

El 23 de abril, 80 vecinos disfrutaron de la entrega de premios Vila de Puçol y el concierto de jazz Sólidos, en el estreno oficial del nuevo salón de actos de la Casa de Cultura, con un aislamiento acústico instalado durante el pasado invierno. Fue una entrega de premios especial porque se juntaron los ganadores de las dos últimas ediciones, ya que el pasado año el acto se suspendió por la pandemia.

El viernes 23 de abril volvía la cultura segura y lo hacía con un sonido aún mejor: se estrenaba el nuevo aislamiento acústico de madera en las paredes del salón de actos de la Casa de Cultura.

Cumpliendo todas las medidas de seguridad, en cuanto a toma de datos, gel, mascarilla y distanciamiento, un total de 80 personas asistieron al doble evento gratuito: primero los premios y después el concierto de jazz.

José Mª Esteve, concejal de Cultura, fue el encargado de presentar los premios Vila de Puçol: «Después de un año donde no pudimos hacer este acto por la pandemia, ahora retomamos de nuevo la actividad cultural con la presentación de los libros de 2019 y 2020, tanto de narrativa como de poesía».

Josep Micó Conejero fue el ganador del premio de poesía en 2019, con Vespres d’inventari, que el autor definió como inspirada por los haikus japoneses (formados por tres versos de 5, 7 y 5 sílabas, sin rima): «Tenía muchos poemas y decidí organizarlos y presentarlos… y aquí estoy, con el premio». Como punto final a sus palabras de agradecimiento, leyó tres poemas de la obra ganadora.

El premio de poesía 2020 fue para Xaman, de Antoni Gómez Giménez. Un veterano de los concursos de poesía que en esta ocasión sorprendió al jurado y al público con un desafío: «¿Qué pasaría si volviéramos atrás en el tiempo? Con esa pregunta y dos puntos de apoyo, el autor Henning Mankell y los estudios de dos paleontólogos, me planteé buscar el significado espiritual, chamánico, de los orígenes, de aquellos autores de las pinturas rupestres en las cuevas… y con ello he construido un libro de poemas que es, sobre todo, irónico».

Como el premio de narrativa había quedado desierto en 2019, sólo se entregó el ganador del año pasado, que es Tots els dies seran setembre, de Josep Manel Vidal, quien comenzó dando una pequeña lección de cómo se vende un libro: «En Bachillerato nos obligaban a leer y no nos gustaba, claro, excepto cuando el profesor nos decía que un libro contenía fragmentos eróticos».

Una vez captada la atención del público, con ese humor que siempre funciona, el autor recordó que su libro ganador del Vila de Puçol está «formado por quince relatos, de los cuales unos cuantos son eróticos. Y todos tienen en común la pasión y ese amor que lo mueve todo… aunque también nos puede destrozar».

Sin duda, una técnica eficaz porque, al acabar la presentación, numerosos espectadores se acercaron a comprar a precio especial los tres libros presentados en la velada. Los interesados en adquirirlos, pueden hacerlo en la Casa de Cultura.

Antes, la alcaldesa Paz Carceller cerró la primera parte del acto recordando que «el Ayuntamiento seguirá apostando por la cultura y, en el caso de los premios Vila de Puçol, por la cultura en valenciano, como han hecho las anteriores corporaciones municipales durante más de tres décadas».

La velada se completó con el concierto de jazz, a cargo de Arantxa Domínguez y Ricardo Belda, que para esta ocasión especial en la que ellos también podían volver a pisar un escenario con público, después de un año para olvidar, contó con un sexteto, lo que permitió un entrañable repaso a los temas más conocidos de su primer disco: Sólidos.

La cultura segura ha vuelto a Puçol. Y esta vez es para quedarse.

Informa y fotos: Sabín | Vídeo: Sergio Maestro 

fotos facefotos face

 

149-premis-vila-pucol-2

26 Abril 2021
FaceBook  Twitter  

Información Adicional