Vuelve a Puçol el placer de la lectura: la biblioteca abre sus puertas sólo para los entrañables libros de papel

Con la entrada de Puçol en la fase 1, han comenzado a abrir los primeros edificios municipales: en la Casa de Cultura, ya se puede utilizar la biblioteca para el préstamo de libros, mientras que en el polideportivo se pueden reservar pistas de distintos deportes. Todo ello en horarios limitados, en ocasiones con llamada previa y siempre manteniendo las normas de prevención con respecto al coronavirus.

La Biblioteca Pública Municipal, situada en la primera planta de la Casa de Cultura, ha comenzado con buen ritmo: muchos vecinos habían hecho acopio de libros a mediados de marzo, ante el anuncio de la confinación… y dos meses después han regresado a devolverlos.

La mayoría, además, ha aprovechado para llevarse algún título nuevo, quizá porque han (re)descubierto el placer de pasar páginas con la mano y, de paso, olvidarse por algunas horas del móvil, la tableta o el ordenador.

«En los tres primeros días hemos superado las 120 devoluciones de libros, muchos de ellos las novedades que teníamos a principios de marzo», explica Narciso González, la persona que está a cargo del servicio de recogida y préstamo de libros. «Ahora, esos libros los tenemos en cuarentena: cada día metemos en una bolsa los que nos han entregado, le ponemos la fecha y los dejamos en el almacén durante dos semanas».

Apenas quedan novedades, la mayoría ya están en el cuarto oscuro, pero sí hay miles de libros de todos los temas y épocas. Es, como en los viejos tiempos, el único servicio que se presta en esta fase 1 en la biblioteca, atendiendo a la normativa oficial: los ordenadores están precintados, no se pueden utilizar las mesas para la lectura y, por supuesto, está cerrada como sala de estudio.

«Lo ideal es que los vecinos interesados en algún libro consulten en la Red de Bibliotecas si lo tenemos en la biblioteca de Puçol, una consulta fácil de realizar por Internet. Una vez confirmado, que nos llamen al 961 424 086 y así se lo preparamos para que, cuando venga, el trámite sea lo más rápido posible», finaliza Narciso.

Buscar, llamar y venir a recoger. De paso, los que tienen libros depositan en la bolsa diaria aquellos que, de momento, pasarán por la cuarentena.

Todo ello en un horario de momento limitado: de lunes a viernes, de 11.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.30 horas.

Aprovechando esa futura «normalidad» que nos anuncian, para aquellos que ya están saturados de tanta pantalla (da igual el tamaño) el retorno a la entrañable hoja de papel puede ser una buena técnica de relajación.

Deberías probarlo… es lo último en eso que llamamos «el placer de la lectura».

Informa y fotos: Sabín Cartel: Sento Pascual

fotos face276-biblioteca-narciso

21 Mayo 2020
FaceBook  Twitter  

Información Adicional