La lluvia aguó el bautismo de buceo en la playa de Puçol

La lluvia aguó el bautismo de buceo en la playa de Puçol

La tormenta de verano del viernes por la noche removió las aguas y provocó que el mar estuviera más oscuro de lo normal, “demasiado negro” según apuntaron los organizadores. La clase de buceo gratuita para principiantes se tuvo que suspender pero no definitivamente, sino que se retrasa al día 7 de agosto. 

El sábado 25 a las nueve de la mañana se había convocado a diez alumnos para sumergirse en las aguas de Puçol y recibir así su bautismo de buceo. La noche anterior había llovido pero el sábado amaneció soleado y con muy buen tiempo, aunque una cosa es lo que se ve encima de la superficie y otra lo que acontece por debajo.

Los organizadores telefonearon a todos los que se habían apuntado a la aventura del buceo: “Se suspende la clase. No podemos hacer otra cosa porque si os sumergís os vais a llevar una decepción porque no vais a ver nada, el mar está negro debido a la tormenta de anoche. Hemos esperado al último momento para ver si se aclaraba pero nada, hay que suspenderlo” explicó el Sergio Catalá, coordinador de salvamento y socorrismo.

Una gran desilusión se llevaron todos los alumnos que desde las nueve estaban esperando para calzarse el traje de neopreno, la botella y las gafas de buceo “es una faena porque hemos madrugado con la ilusión de hacer submarinismo y al final no ha podido ser” afirmó Aroa Montalt, una de las participantes.

El tiempo les jugó una mala pasada, pero no está todo perdido, la clase de submarinismo se aplaza hasta el día 7 de agosto. Eso sí, ya no se puede apuntar nadie más, las plazas están reservadas para los diez que estuvieron a punto de hacer su bautismo de buceo y la tormenta se lo impidió.

Por cierto, la clase de submarinismo no fue lo único que aguó la tormenta, el ya tradicional concierto de verano del Centro Musical e Instructivo Santa Cecília tuvo que suspenderse debido al chaparrón. Hacía semanas que no llovía, pero es lo que tienen las tormentas de verano, son imprevisibles y capaces de aguar conciertos, bautismos de buceo… ¡C’est la vie!

Informa: Cristina Soriano

La clase de buceo se retrasa hasta el 7 de agosto

27 Julio 2010
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional