Albena estrena “Que tinguem sort” en Puçol: mirando hacia atrás sin ira y con mucha ternura

Albena estrena “Que tinguem sort” en Puçol: mirando hacia atrás sin ira y con mucha ternura

Albena Teatre, al mismo tiempo que comienza la segunda temporada de “Unió Musical Da Capo” en Canal 9, presenta en la Casa de Cultura de Puçol el estreno de su última producción teatral: sólo dos intérpretes, Carles Alberola y Alfred Picó, juntos en un repaso a la vida y el espectáculo, con ironía, con humor, con ternura, con tiempo para la reflexión. Albena en estado puro.

Tras su paso por la sala L'Horta de Castellar el primer fin de semana de mayo, llega el sábado 15 a la Casa de Cultura de Puçol el estreno de Que tinguem sort, dentro de la gira previa a su puesta de largo en el Festival de teatro de Alcoy, la cita más importante de los escenarios valencianos.

Tras cuatro años ininterrumpidos centrados en la producción televisiva, gracias al éxito inicial de Auto-in-definits, que dio pie a varias series en la misma línea de breves sketchs humorísticos (Per Nadal torrons, Check-in Hotel, Socarrats), pero también a propuestas más arriesgadas (Maniàtics) y a proyectos con una factura técnica que acerca su trabajo más al cine que a la televisión (Unió Musical Da Capo), Carles Alberola vuelve a los orígenes de Albena, con un espectáculo que retoma algunos elementos de Currículum, su presentación en sociedad en el Festival de teatro de Mislata allá por el año 1994.

Dieciséis años y diecisiete obras, al margen de las propuestas televisivas y cinematográficas y algún festival de cine que se ha quedado a medio camino. Es mucho tiempo y Alberola lo sabe. Por ello se ha parado a reflexionar, se baja momentáneamente del tren televisivo para regresar a su territorio más querido, las tablas, el escenario, para ofrecernos Que tinguem sort.

298-alberola

Como diría Hitchcock, tras el vértigo de los grandes proyectos acumulados es hora de volver a casa, al terreno conocido, un run for cover en el que le acompaña Alfred Picó, compañero de estudios en la Escuela de Arte Dramático y, desde entonces, inseparable alter ego sobre el escenario, tanto en algunos títulos de L'Horta Teatre (como aquel inolvidable monólogo que era Viu com vulgues, o piezas premonitorias del estilo Albena, como O tu o res), como en las obras de Albena Teatre.

Curiosamente, tras tantos años juntos, compartiendo escenario junto a otros intérpretes (Besos, Spot) o actuando Alfred en piezas dirigidas por Carles (Per què moren els pares?, Paraules en penombra, 13), es la primera vez que ellos dos solos, juntos, se enfrentan a una obra completa. Quizá el trabajo con pocos actores es reflejo de la crisis que vivimos, pero también supone un retorno al mundo de Mandíbula afilada (el inolvidable viaje de los sueños a la realidad de manos de Alberola y Cristina Plazas), obra con la que guarda no pocos parecidos por su división en dos partes (el camerino frente al escenario; la realidad frente a la ilusión; la vida y el teatro), aunque la temática sentimental propia del "joven" Alberola ha dado paso a muchos más temas, a la vida en general, donde el sexo es un elemento más, en el "maduro" Alberola.

"Sí, el verano será muy duro para las salas y para las compañías estables. El mundo del teatro está cayendo en picado y aquí hay pocas ayudas oficiales, por lo que hay locales que tienen un techo económico y a él se deben. Lo estamos pasando mal y eso que nosotros somos de los privilegiados, porque tenemos bolos en salas y acabamos de comenzar una nueva serie en Canal 9", confiesa Toni Benavent, el otro alter ego de Carles, en este caso el responsable de la gestión y la producción de las obras y la mitad de Albena, por algo el nombre de la compañía surge de la fusión de sus dos apellidos: Alberola y Benavent.

298-benavent-puzol

Junto a ellos, el equipo habitual de Albena, con Laura Useleti como ayudante de dirección, Rocío Cabedo en el vestuario, Ximo Olcina en las luces, Marcos Orbegozo como jefe técnico, Jordi Pla en las fotografías...

Sólo dos novedades en este espectáculo: la repentina desaparición del diseñador gráfico Enric Solbes, uno más de la familia, ha obligado a su sustitución por Jesús Hughet; el inconfundible estilo visual de Solbes, siempre mezclando fotografías con dibujos propios, desaparece de la imagen de marca de Albena y es sustituido por el trabajo fotográfico a secas. Por otro lado, Carles Alfaro vuelve a diseñar el espacio escénico (labor que antes había realizado sólo en dos ocasiones: Joan el cendrós y Besos), aunque como hombre total de teatro que es, Alfaro no ha podido evitar implicarse también en el diseño de luces y en todo el aspecto visual de la obra. Y el espectáculo lo agradece.

298-alberola-puzol

Que tinguem sort, ofrece un enfrentamiento entre la realidad y la imaginación, de la mano de dos actores que hablan en el ecuador de su vida, con ironía constante, reflexionando sobre la imagen que todos tienen de uno y lo que uno mismo es en realidad, con emoción, con ternura, pero sin desesperación, sin amargura...

Una pequeña pieza de orfebrería capaz de aunar los textos más graves y reflexivos de Carles (Paraules en penombra, 13, Estimada Anuchka, Per què moren els pares) con el humor incisivo y luminoso del mejor Alberola (Currículum, Mandíbula afilada, Besos, Spot), y todo ello como los buenos vinos, tomándose su tiempo para ponerlo a punto, con tranquilidad, ensayando más de lo que hoy en día ensaya nadie antes de presentarlo en público, revisando tras cada pase previo los gags, ajustando cada momento.

Lo que se va a ver el sábado 15 en Puçol va a ser algo único, porque la obra está en gira de estreno y cambia cada día, crece, se ajusta, es un trabajo de madurez en el que todos disfrutan, sobre todo Alfred y Carles, pero también cada espectador, que proyecta su estado de ánimo y su manera de ser sobre la obra. Nunca ocho euros han ofrecido tanto a un espectador. Asómense y lo comprobarán.

298-sort-1


15 Mayo 2010
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional