La Fundación TAI dona alimentos a la Casa Nueva, la Casa de Caridad y Cáritas Puçol

La Fundación TAI dona alimentos a la Casa Nueva, la Casa de Caridad y Cáritas Puçol

La Fundación Solidaria de Trabajo y Ayuda Infantil (TAI) organizó un mercadillo solidario el sábado 13 de diciembre en el que se recaudaron en torno a 5.000 euros. Parte de este dinero irá destinado a la Asociación de Discapacitados (ADIS), mientras que aquellos productos que no se vendieron se han repartido entre Cáritas Puçol, la Casa de la Caridad de Valencia y un grupo de inmigrantes que vive en la Casa Nueva del Puerto de Sagunto.

 

El lunes 15 de diciembre se reunieron en el Centro de Acogida de Inmigrantes de Puçol, donde se encuentra el almacén de Cáritas, el presidente de la asociación, Ximo Esteve, las dos representantes de TAI, Pepa Llorens y Paulina Casares, el alcalde Mariano Sanchis y la concejal de Bienestar Social, Eloísa Rosa Martínez. Todos con el objetivo de agradecer la importante aportación de alimentos de TAI a Cáritas.

TAI todavía está en fase de constitución, pero su actividad es incesante. Hasta ahora colaboraban sobre todo en proyectos de ayuda a la infancia, como la dotación de un hospital en Ecuador y la reconstrucción de una escuela en Argentina, y ahora se suman a Cáritas. Pepa Llorens es el alma máter de la fundación, mientras que Paulina Casares es la que gestiona los proyectos. Juntas decidieron organizar un mercadillo solidario con el objetivo de donar fondos a aquellas asociaciones del municipio que lo necesitaban y la elegida fue ADIS, la Asociación de Discapacitados.

Ante la gran aportación de distintas entidades y particulares, no todo pudo venderse en el mercadillo del sábado, 13 de diciembre, por lo que Pepa y Paulina acordaron, junto a Eloísa Rosa, destinar los productos alimenticios a otras instituciones en Valencia, Sagunto y Puçol.

La parte destinada a Puçol ya está en el almacén local de Cáritas. Tanto Pepa Llorenscomo Paulina Casares, representantes de TAI, quisieron agradecer a Eloísa Rosa Martínez, concejal de Bienestar Social, "la idea que nos propuso para donar una parte de lo que había sobrado en el mercadillo a Cáritas", y por otro lado "también agradecer a todas las empresas que nos han dado todo esto de forma gratuita, tanto de Puçol como de fuera del municipio".

Ambas señalaron que gracias a esta acción "nos hemos dado cuenta que hay mucha gente buena". Los alimentos perecederos se han repartido entre un grupo de magrebíes que viven en la Casa Nueva, una nave abandonada en Puerto de Sagunto, y a la Casa de la Caridad de Valencia, mientras que los no perecederos han ido a parar a Cáritas.

El alcalde Mariano Sanchis mostó su apertura a este tipo de proyectos asegurando que "todas y cada una de las iniciativas que tengan las asociaciones del pueblo son bien recibidas, y el ayuntamiento está abierto a recogerlas".

Ximo Esteve, presidente de Cáritas, recordó que "lo importante que es hacer aportaciones en épocas como ésta, en las que cada vez hay menos para dar y más gente que lo necesita", y señaló que habría que "sensibilizar a la gente para que dé sin pedir, mostrarles el motivo y el fin". Finalmente quiso dar las gracias en nombre de todos aquellos se van a beneficiar.

Con esta aportación, las estanterías de Cáritas están bien abastecidas de productos como arroz, legumbres, pasta, azúcar, aceite o todo tipo de conservas. Pero además de alimentos, también se dedican a recoger ropa de abrigo, calzado y mantas. Como cuenta Ximo, se dan de forma gratuita "si pasa por aquí algún transeúnte muy necesitado, de lo contrario se suelen vender a un precio simbólico de un euro, pues caridad es dar, pero también educar".

Informa: Nuria Martínez León

 

17 Diciembre 2008
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional