Y en Navidad, una escuela para divertirse y aprender... naturalmente

Y en Navidad, una escuela para divertirse y aprender... naturalmente

Del 22 al 30 de diciembre, en el colegio público Luis Vives se ha celebrado la tercera edición de la Escola de Nadal, que este año, por primera vez, ha estado centrada en un tema monográfico: talleres medioambientales para pasar las fiestas aprendiendo y disfrutando naturalmente.

 

Niños y niñas de 4 a 11 años han sido los destinatarios este año de la Escola de Nadal, una oferta del Ayuntamiento de Puçol para los padres que continúan trabajando en épocas vacacionales y que buscan alternativas lúdicas y formativas para el verano, la Pascua y la Navidad.

Este año la gran novedad ha sido el enfoque; aunque el refuerzo de materias escolares ha existido, no se ha realizado sobre temas genéricos, sino centrándolo en un proyecto específico: talleres medioambientales dirigidos a aprender a reciclar, a valorar la escasez de agua, a conocer la fauna y la vegetación del entorno y, finalmente, a comprender la importancia del ahorro de energía.

"Queríamos que los chicos, además de estar disfrutando en clase, salieran de esta escuela con un grado más de concienciación acerca del entorno que nos rodea", explica Juan Enrique Claramunt, concejal de Medio ambiente. "Y, como siempre, hemos pensado que la mejor forma es empezar la concienciación por los más pequeños".

La labor de la Concejalía de Medio ambiente no se detiene en estos talleres puntuales, sino que cada mes organiza charlas, exposiciones y actividades dirigidas a colectivos específicos de la población (tercera edad, amas de casa, escolares) de forma que los mensajes les lleguen directamente y en un entorno cercano.

Además de la Escola de Nadal, desde la concejalía se ha hecho llegar a los alumnos de Infantil y Primaria de los colegios públicos y concertados un contenedor multicolor en forma de recortable para montar: un juego más para ayudarle a distinguir a qué se dedica cada contenedor en función del color que tiene.

La labor de concienciación se prolongará durante el mes de enero con la instalación de contenedores de reciclaje selectivo en los distintos colegios de la población.

Laura Cotanda, Maribel Giménez y Vicent Asins, de la empresa Masuno, han sido los monitores encargados de trabajar en las instalaciones del colegio Luis Vives con los jóvenes alumnos que han aprendido de forma experimental cómo ser más respetuosos con el agua, los residuos, la biodiversidad y la energía.

"Son temas que ya han trabajado en la escuela, por lo que nuestro enfoque está orientado a reforzar sus conocimientos con experiencias lúdicas", señala Laura Cotanda"Están de vacaciones y quieren divertirse, de ahí que el enfoque sea participativo, por lo que se lo pasan bien y aprenden... naturalmente".

01 Enero 2009
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional