Este invierno será mucho más difícil que el Cuartel de la Guardia Civil se inunde

Este invierno será mucho más difícil que el Cuartel de la Guardia Civil se inunde

La segunda fase de construcción del colector de aguas pluviales junto a la muralla del antiguo campo de fútbol empezó a mitad de noviembre de 2008 y ya está finalizada. Estas obras evitarán las inundaciones que se producen en la zona baja del núcleo urbano afectando al Cuartel de la Guardia Civil y al tráfico de la autovía V-21.

Las obras de construcción del colector de aguas pluviales junto a la muralla, situada en el Camí La Mar ya están finalizadas. En 2006 se ejecutó la primera fase, que consistió en un colector de aguas pluviales que vertía a una acequia con el objetivo de almacenar y derivar, en períodos de lluvia intensa, la cantidad de agua transportada por los colectores generales de la red de alcantarillado municipal en su tramo final.

Estas obras tienen carácter prioritario y tienen como objetivo evitar las inundaciones que en épocas de fuertes lluvias se ocasionan en la zona baja del núcleo urbano poniendo en riesgo la Casa Cuartel de la Guardia Civil.

El presupuesto destinado a la construcción del colector es de 100.000 euros y el proyecto, ejecutado por Aguas de Valencia, se ha finalizado a mediados de diciembre, a falta de la replantación de una parte de la zona ajardinada, "tarea que no se puede realizar en estas fechas porque se helarían las plantas y se dejará para el primer trimestre del próximo año", señala Juan Enrique Claramunt, concejal de Urbanismo.

La segunda fase contemplada dentro del Programa Operativo Provincial (POP) consiste en el desvío y renovación del colector unitario en la zona ajardinada del Camí la Mar, con la finalidad de disponer de un depósito que recoja el agua de lluvia en este tramo que actualmente está cortado al tráfico, entre la muralla y la nueva zona ajardinada. Con esta actuación se sustituirá la acequia-colector general que discurre por esta zona y que llega hasta el Cuartel de la Guardia Civil.

Este colector estará situado junto al bordillo de la zona ajardinada y evitará tener inundada la zona baja del núcleo urbano. Algo que venía sucediendo en inviernos anteriores y que afectaba al edificio Casa Cuartel, dificultando una de las dos salidas de Puçol hacia la autovía V-21 y causando muchos problemas para el tráfico y los vecinos.

El origen de esta actuación se sitúa en 2002, año en el que el Plan Director de Saneamiento de Puçol detectó un problema dentro de la red general de alcantarillado municipal, que consistía en la insuficiente capacidad de desagüe en el entorno del Cuartel de la Guardia Civil, zona que constituye el punto final de vertido de toda la red general de alcantarillado en el colector que conduce las aguas a la depuradora intermunicipal.

Informa: Nuria Martínez León

21 Diciembre 2008
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional