Un maratón de cuentacuentos y un taller de funky, propuestas primaverales para los jóvenes

Un maratón de cuentacuentos y un taller de funky, propuestas primaverales para los jóvenes

La Concejalía de Juventud ha organizado dos talleres a medida de las inquietudes de los jóvenes de la población: un maratón de cuentacuentos y una escuela para aprender a bailar funky son las dos propuestas de esta primavera. Dada su aceptación, los proyectos podrían tener continuidad en otoño.

Ya es primavera en los talleres jóvenes. Es la campaña utilizada por la concejalía para dar comienzo, en abril, una serie de propuestas nuevas que han superado incluso las expectativas de los organizadores.

El maratón de cuentacuentos, de ocho horas de duración, se celebró el 5 de abril en el Polideportivo Municipal. Trabajaron catorce jóvenes y un monitor. Era, evidentemente, una propuesta lúdica, pero también formativa, ya que muchos de los participantes se mueven en el mundo de la animación juvenil y socio-cultural, por lo que esta maratoniana jornada les sirvió para cargar las pilas de cara a sus actuaciones veraniegas.

Más relajada es la propuesta del taller de funky, que comenzó el 19 de abril y se prolongará hasta el 21 de junio. En sesiones semanales de hora y media, realizadas en el tatami del Palau d'esports, los sábados por la mañana, el objetivo es disfrutar, por supuesto, pero también enseñar la técnica básica para practicar uno de los bailes de moda.

"En este taller las inscripciones se han disparado, por lo que hemos tenido que abrir un segundo turno, también los sábados por la mañana", explica José Luis Gómez, el técnico de Juventud encargado de coordinar los talleres. "De esta  forma, además, se han organizado los alumnos por niveles: un grupo para los recién llegados al mundo del funky y otro para los que ya tienen experiencia y quieren perfeccionar su técnica".

Los treinta y ocho alumnos inscritos demuestran no sólo el atractivo de la propuesta, sino también que este tipo de talleres tiene mucho más tirón entre las chicas: sólo un mozo acude a las clases, eso sí, muy bien acompañado.

Mientras depuran su forma de moverse, ya han comenzado a hacer planes y la primera propuesta no deja de ser atrevida: quieren saltar a la fama y, para ello, nada mejor que actuar en público, en una exhibición que sirva para demostrar a sus vecinos lo mucho que han aprendido en esta improvisada academia de baile.

De momento no se ha concretado ninguna fecha, aunque se barajan varias opciones: una actuación conjunta en julio con los alumnos del curso de DJs, una exhibición en la playa durante la programación estival o, por qué no, una noche en las próximas fiestas populares y patronales de septiembre.

¿Quién dijo que la televisión no ejerce influencias positivas en los jóvenes?

 

24 Abril 2008
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional