La temporada de poda de la brigada municipal: un trabajo de altura

Más de 800 palmeras hay en las zonas públicas de Puçol. Dentro de la campaña anual de poda, ellas se llevan la palma, aunque la brigada municipal también se ocupa del resto de árboles en paseos, jardines, rotondas, la vereda Mangraners y las zonas verdes. Todo ello englobado en un plan bianual para atender las distintas zonas del término municipal, con especial atención a la playa cada verano.

A finales de marzo, la Brigada Municipal de Obras y Servicios finaliza su temporada de poda en distintas zonas del término municipal: dividida en dos bloques, son casi cinco meses combinando la poda con otras actividades de jardinería.

«De noviembre a navidad, estuvimos podando la zona del Caminás y dels Antigons, incluidas las plazas Ernest Lluch y Gutiérrez Mellado. Luego, aprovechamos las vacaciones escolares para podar, en navidad, los colegios públicos Luis Vives y Jaume I», explica José Vicente Sanchis, jardinero de la brigada.

Y, ya en 2021, hasta finales de marzo se han ocupado de la poda en las calles Argentina, Cuba, Massamagrell, plaza Roma, plaza Albufera, Bancalets, Marqueret, avenida Corts Valencianes, plaza La Pau, plaza Luis vives, Mallaeta, Altamira, avenida Cataluña, López Aranguren, Gloria Fuertes, la travesía del Vallet, avenida Font de Mora, avenida Mancomunitat, plaza Santa Marta y la avenida Valencia.

Visto sobre el plano, se comprueba que el trabajo se concentra en las zonas sur y oeste del casco urbano, para finalizar en la zona central de la población.

«El año pasado trabajamos en las zonas este y norte del casco urbano, además de la playa», añade Alejandro Montesinos, coordinador de la brigada. «Cada dos años cubrimos todo el término municipal, aunque siempre surgen puntos especiales que también hay que incluir aunque no estemos en esa zona».

La planificación obedece en parte al desplazamiento de la plataforma que se utiliza para podar en altura, sobre todo las palmeras, que actualmente superan las 800 en todos los espacios públicos… aunque, curiosamente, no se ocupa de todas ellas el personal de la brigada.

«Las más altas se han realizado con una empresa, a finales de noviembre y en diciembre; hablamos sobre todo de la palmera washingtonia, que mide una media de doce metros de altura, aunque algunas alcanzan los 20 metros y tenemos en total 260 en Puçol», finaliza Alejandro.

A ese plan general, la brigada añade las peticiones que van surgiendo: desperfectos en los árboles ocasionados por el viento y, sobre todo, el crecimiento de algunos ejemplares que, literalmente, se asoman al balcón de algunos vecinos y hay que acudir para «mantener las distancias».

La poda descansa a partir de abril: hay que respetar los plazos para cada actividad.

Pero la brigada no para, es entonces cuando se olvidan de las alturas y aumentan sus trabajos a pie de tierra… y este año con un objetivo específico: se va a trabajar a fondo para mejorar la imagen del camino al mar.

Como explica Vicente, «en abril comenzaremos a replantar la vereda Mangraners. Vamos a sustituir el seto único, que después de tantos años ya está muy deteriorado, por un sistema de islas de tamaño variable, situadas cada 20 metros, aproximadamente. En esas zonas, que llamamos islas, habrá plantas de flor, aromáticas y arbustivas. Visualmente será mucho más variado y más agradable».

Llenar de islas el paseo hacia la mar y, también en primavera, replantar árboles en algunas calles de la población, donde han tenido que ser talados porque sus raíces estaban creando problemas de seguridad o porque habían sido atacados por alguna enfermedad.

Y, en mayo y junio, un último repaso a la playa, de cara al verano. Porque la brigada no sólo se ocupa de instalar el mobiliario urbano de verano (sombrillas, pasarelas, papeleras) sino que también es la responsable de las zonas verdes del paseo marítimo y las calles de la playa, para que vecinos y turistas disfruten del verano en nuestra playa de bandera.

Si al final 2021 recobra la normalidad anterior a la pandemia, de septiembre a noviembre la brigada estará en todas las fiestas imaginables, incluidas las taurinas, con tareas de esas que apenas se ven (montar escenario, barreras y luces; limpieza tras los actos; vallas para acontecimientos deportivos) y, ya en noviembre, vuelta a las alturas con la nueva temporada de poda.

Informa y fotos: Sabín 

fotos face

108-brigada-poda-palmeras-1

 

25 Marzo 2021
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional