¿Tienes un comercio en Puçol? Ya puedes abrir al público... Cumpliendo estos requisitos

Con el objetivo de reactivar la economía y avanzar paulatinamente hacia la «nueva normalidad», los locales minoristas que habían permanecido cerrados desde el inicio del estado de alarma pueden abrir sus puertas desde el lunes 4 de mayo. Para ello, deben cumplir una serie de condiciones, publicadas por el Boletín Oficial del Estado (BOE), cuyo objetivo es minimizar el riesgo de contagio y evitar una posible segunda oleada del virus.

Además de las actividades comerciales que ya estaban permitidas con anterioridad a la desescalada, que pueden continuar con las mismas condiciones, durante esta fase 0 podrán reabrir de cara al público los locales de servicios profesionales y comercio minorista siempre y cuando cumplan los requisitos de higiene, protección y salud previstos por el BOE:

a) Los clientes solamente pueden acudir con cita previa, garantizando la presencia de un único cliente por cada trabajador en el interior del establecimiento o local.

b) La atención debe ser individualizada, garantizando la distancia mínima de seguridad entre cliente y trabajador: un metro y medio o, a ser posible, dos metros. De no ser posible, la separación se ha de realizar mediante mamparas o mostradores.

c) Los mayores de 65 años deben contar con un horario preferente excluso para ellos, que coincida con las franjas horarias en las que tienen permitidos los paseos y la realización de actividad física (de 10 horas a 12 horas y de 19 a 20 horas).

Estos establecimientos pueden establecer también sistemas de recogida en el local, siempre y cuando garanticen una recogida escalonada, es decir, evitando cualquier aglomeración y la presencia de más de un cliente por trabajador en el interior.

Además, los desplazamientos a dichos comercios han de realizarse dentro del municipio de residencia, a excepción de aquellos productos o servicios que no se encuentren disponibles en dicho municipio. En estos casos, está permitido desplazarse hasta el local más cercano.

Medidas de higiene

Los establecimientos han de realizar al menos dos veces al día una limpieza y desinfección, prestando especial atención a las superficies de contacto más frecuentes (mostradores, pasamanos, pomos de puertas, teléfonos, carros, grifos...). Existen diferentes pautas:

a) Una de las limpiezas debe realizarse al finalizar el día, con el cierre del local.

b) El producto a utilizar debe tener una disolución de lejía (con relación 1:50) recién preparada o, en su defecto, desinfectantes comerciales que estén autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad. En este caso se debe atender a las indicaciones de la etiqueta del producto.

c) Todo el material y equipo de protección individual utilizado durante la limpieza se deben desechar de forma segura. Y, después, proceder a un exhaustivo lavado de manos.

El BOE también contempla la necesidad de limpiar y desinfectar los puestos de trabajo en cada cambio de turno: mostradores, teclados, dispositivos de pago, pantallas táctiles y otras superficies de contacto frecuente.

En cuanto a los uniformes y la ropa de trabajo, es obligatorio realizar un lavado y desinfección diaria siguiendo un ciclo de lavado de entre 60 y 90 grados centígrados. Además se debe mantener una ventilación adecuada en el interior del local y situar papeleras, a ser posible, con tapa y pedal, que se limpiarán al menos una vez al día.

Los clientes no pueden utilizar los aseos de los establecimientos comerciales salvo situaciones en las que sea estrictamente necesario y, en estos casos, se deberá proceder a la limpieza de sanitarios, grifos y pomos de puerta de forma inmediata.

Medidas de prevención de riesgos para el personal

Los responsables de los locales comerciales han de cumplir también una serie de medidas de prevención de riesgos para el personal que trabaja de cara al público. Entre ellas, evitar la reincorporación de empleados que se encuentren en aislamiento domiciliario tras haber sido diagnosticados de Covid-19 o, sin serlo, presenten síntomas o hayan podido estar en contacto con alguna persona diagnosticada.

Por otro lado, se debe proveer a todos los trabajadores de equipos de protección individual adecuados al nivel de riesgo de su actividad, así como geles desinfectantes autorizados por el Ministerio de Sanidad o, en su defecto, agua y jabón.

En caso de no poder garantizar la distancia mínima de seguridad con los clientes o entre trabajadores, el uso de mascarillas es obligatorio. Para ello, el personal debe estar formado sobre el correcto uso de tales elementos de protección.

Además, el fichaje con huella dactilar debe sustituirse por cualquier otro sistema de control horario o, en caso de ser necesario su uso, se deberá desinfectar antes y después de cada uso.

En este sentido, el BOE también contempla la flexibilidad de los turnos de trabajo para mantener en la medida de lo posible la distancia de seguridad entre los empleados, y también con los proveedores y clientes, que deberán mantenerse a mínimo un metro de distancia en caso de tener elementos de protección como mamparas y, de dos, en caso de no tenerlos.

Algunos servicios, por el tipo de actividad que desarrollan, no permiten mantener la distancia de seguridad interpersonal, como en el caso de peluquerías, clínicas de fisioterapia o centros de estética. En estos casos, los trabajadores deben utilizar equipos de protección individual y mantener la distancia siempre que sea posible.

En caso de que uno de los empleados manifestara síntomas compatibles con el Covid-19 (fiebre, tos seca, cansancio, congestión nasal, dificultades para respirar...) se debe contactar de inmediato con el centro de salud o con el teléfono habilitado en la Comunidad Valenciana: 900 300 555.

Medidas de protección e higiene aplicables a clientes

Al igual que ocurría con los comercios abiertos con anterioridad al 4 de mayo, todos los locales deben minimizar el tiempo de estancia de los clientes en la medida de lo posible, así como mantener la seguridad interpersonal entre clientes con marcas en el suelo, carteles, balizas y otros métodos de señalización. Además, un mismo empleado no podrá atender simultáneamente a dos clientes.

Los establecimientos han de situar en la entrada el local geles desinfectantes autorizados por el Ministerio de Sanidad, así como eliminar los sistemas autoservicio y los productos de prueba para evitar la manipulación directa de los productos por parte de los clientes.

Por último, en los comercios del sector textil, arreglos de ropa y similares, los probadores no se pueden utilizar por más de una persona simultáneamente y han de ser desinfectados tras cada uso. En caso de que el cliente finalmente no adquiera las prendas que se haya probado, estas deben ser higienizadas antes de volver a estar en contacto con otros clientes.

¿Tienes un local comercial en Puçol? Recuerda que debes imprimir el documento sobre aforo máximo que adjuntamos y colocarlo en el establecimiento de forma visible para el público. Si no tienes la posibilidad de imprimirlo, puedes acudir al Ayuntamiento y se te facilitará una copia en formato A3.

Cabe tener presente que, más allá del cumplimiento de las medidas legales, la responsabilidad ciudadana es fundamental para que este proceso de desescalada permita dirigirse hacia la denominada «nueva normalidad» y que, por el contrario, no suponga un paso atrás en esta crisis sanitaria, económica y social. Frenar el virus es cosa de todos. Y recuerda: poco a poco, #Eixirem.

Informa: Irene Mollá Cartel: Sento Pascual Fotos: Sabín

pdf-2020 Aforo máximo del establecimiento

 

236-logo-protegete

07 Mayo 2020
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional