Rubén Molero, entrenador de la Selección Valenciana de fútbol sala alevín

A finales de 2018, la jugadora Lucía Garibo era convocada por la Selección Valenciana femenina de fútbol sala. En enero de 2019, Rubén Molero ha sido el elegido por la Federación Valenciana como entrenador de la selección Alevín. Un paso más en la larga lista de éxitos del Club de Fútbol Sala Puçol, que este año tiene 15 equipos entre todas las categorías y sigue siendo una gran familia que apuesta, ante todo, por la escuela como base de sus éxitos.

En 2011, una nueva directiva cogió las riendas del club y apostó por la cantera. En ocho años han logrado tener equipos en todas las categorías, potenciar el fútbol sala femenino y proyectar a jugadores y técnicos de «la familia» hacia otros equipos e incluso selecciones autonómicas.

Cuatro personas siguen siendo la clave: Manolo Chulvi (el presidente), Pepa Deogracia (la gestora), Cristina Cháfer (la animadora) y Rubén Molero (el director deportivo). Después de tantos años siguen siendo amigos, apostando por la gran familia del fútbol sala, repartiéndose las tareas, con el objetivo de disfrutar del fútbol sala todos juntos… y lo que tenga que venir, ya llegará.

Y está llegando.

Tras convocatorias puntuales en temporadas anteriores, en la actual hay algo más que jugadores, porque Rubén Molero ya es el seleccionador autonómico alevín y uno de los jugadores de Puçol está en su lista.

Rubén se inició a los 8 años en el fútbol sala, con Ginés, un nombre mítico del club local «con quien llegué a entrenar con botas y vaqueros, porque quería aprovechar la oportunidad, ya que mi familia no tenía dinero para inscribirme en el fútbol, que era más caro», recuerda.

No siempre pensó como ahora, de hecho pasó unos meses en el equipo cadete del Puig, aunque con 14 años volvió para quedarse, primero como jugador y desde los 17 años como entrenador de benjamines y alevines.

«Mis amigos ya entrenaban, yo les ayudaba y era cuestión de tiempo que también me hiciera entrenador, algo que me gusta mucho, así que me saqué el título de monitor con 22 años, empecé a gestionar por aquella época la parte deportiva del club y, ya con la nueva directiva, todo ha sido crecer año tras año».

Un crecimiento en cantidad, pero también en calidad.

Tras un clinic en Segorbe, Rubén se matriculó en Cheste y logró los tres niveles de entrenador que allí se estudian, por lo que hoy «soy entrenador de la máxima categoría, a lo que he añadido cursos y una amplia formación complementaria».

Con ese bagaje entrena en Puçol al Alevín A y al Benjamín A, coordina la escuela, ha ganado copas, ligas… y tanto aparecer en las entregas de premios ha tenido su recompensa con la llamada para la Selección Valenciana: «pero es un premio a todos, al club, porque estamos ahí año tras año y empezamos a contar en este deporte».

El 13 de enero comenzó a entrenar, siempre los domingos por la tarde, tras jugar su correspondiente jornada el sábado (tanto como jugador del equipo sénior local como entrenando a los equipos alevín y benjamín). Primero entrenó en Castellón, con la preselección de jugadores a nivel de Comunidad, luego en Alicante y finalmente en Valencia. Dirige entrenamientos y, como segundo entrenador, es el responsable de evaluar el nivel de los 16 jugadores y 4 porteros con los que cuenta en la actualidad, entre ellos uno de Puçol.

En el horizonte está el Campeonato de España que se juega del 10 al 14 de abril en Cataluña y allí llegarán con apenas unos pocos entrenamientos, pero irán a disfrutar, a aprender y a dejar el pabellón valenciano lo más alto posible.

«Para nosotros es un gran orgullo, porque cualquier logro de uno de los nuestros es un triunfo de todos», confiesa Pepa Deogracia, que siempre está junto a los chicos de la gran familia que logran destacar. «Por suerte, tenemos a los padres muy involucrados, la directiva mantiene un buen rollo impresionante y si no crecemos más es porque no hay más instalaciones, confiamos en que este verano, cuando se esté lista la nueva pista cubierta, podamos ampliar horarios de entrenamientos e incluso el número de equipos, porque tenemos lista de espera».

A todos estos colaboradores hay que sumar los patrocinadores, cada uno en la medida de sus posibilidades, pero forman un amplio abanico que les permite hoy en día tener al equipo sénior en la 3ª división nacional, a un paso de la 2ª-B donde están el Segorbe, Ibi o Alzira, y a dos pasos de los grandes equipos valencianos, como Playas de Castellón o Alicante.

Y detrás de ese sénior, otros 14 equipos creciendo con un espejo en el que mirarse.

Informa: Sabín | Fotos: Pepa Deogracia

fotos face

101-ruben-molero-7

26 Febrero 2019
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional