Un excepcional concierto de In Vivo pone el broche de oro a las fiestas

La actuación del domingo 9 de septiembre por la noche fue una continua sorpresa para el numeroso público que asistió a la plaza del País Valencià para disfrutar en directo de In Vivo. En principio, todo hacía suponer que llovería y se tendría que suspender; pero no llovió. Luego, muchos suponían que sería un concierto de música seria, todo muy clásico; pues tampoco. Finalmente, algunos pensaban que con su aspecto serio debían ser poco accesibles; en absoluto.

La presencia de In Vivo para cerrar las fiestas, en una noche con nubarrones, abundantes relámpagos y avisos continuos de que ahora sí, ahora llovía seguro, había sembrado algunas dudas: que si iba a ser un espectáculo muy serio, que si hacía frío, que si duraba mucho (en torno a dos horas), que si el lunes comenzaba el colegio de los niños…

Las dudas comenzaron a disiparse antes de comenzar el concierto: posaron sin problemas con autoridades y vecinos que se acercaron al Espai Social dels Majors minutos antes de la actuación. Quedaron definitivamente cerradas cuando subieron al escenario: una elegante combinación de temas clásicos con música popular, algún éxito de los 70 y, ya puestos, incluso su propia versión del reciente Despacito.

Con estos antecedentes, que se pusieran a vender sus dos discos a precios populares y que, ya puestos, firmaran todos los ejemplares cada uno de los cuatro miembros del grupo y, como colofón, se hicieran fotos con todos los vecinos que los solicitaron…

En definitiva, de divos nada.

El humor y su forma de mezclarse literalmente entre el público, recorriendo la plaza del País Valencià durante varios temas musicales o invitando al público a convertirla en un gran homenaje luminoso a Nino Bravo fueron momentos que demuestran su cercanía, su humildad y, sobre todo, su enorme profesionalidad.

Fue un espectáculo completo, que pese a su duración no invitó a nadie a dejar la plaza (bueno una moza se levantó, pero la “cazaron” desde el escenario y… decidió regresar a los pocos minutos), pese a la amenaza continua de lluvia o al madrugón del lunes.

Una de esas excepcionales ocasiones en la comunión entre el público y los artistas es total y el entusiasmo compartido por todos. Un broche de oro a las fiestas de 2018.

Informa y fotos: Sabín | Vídeo: Sergio Maestro

fotos facefotos face   

13 Septiembre 2018
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional