El segundo día de toros en El Barrio fue el día de 'Turronero', el toro más esperado

El segundo día de toros en El Barrio fue el día de 'Turronero', el toro más esperado

Continuando con su serie de crónicas taurinas de los distintos acontecimientos de ''bous al carrer'' que se celebran en distintas zonas de Puçol, nuestro colaborador habitual, Salvador Almenara Marsaga, analiza la segunda jornada taurina de El Barrio, celebrada el 30 de septiembre.

*****

Dudo mucho que la gran mayoría de los que se autoproclaman ''rodadores'' en Puçol podamos disfrutar algún día volviendo a ver alguno de esos famosos toros de antaño, que pasaron a formar parte de la historia taurina de nuestro pueblo.

Mucha expectación había despertado entre los aficionados de dentro y fuera de Puçol este segundo día de toro organizado por la peña taurina El Barrio, en el que se anunciaba un ejemplar de Celestino Cuadri, junto a otros dos de Río Grande, de ahí que las inmediaciones de la calle Castellón presentaran, como se dice en el argot taurino, una gran entrada.

Deseado era el nombre del toro de Río grande, marcado con el número 24, que saltó a la arena en primer lugar. Toro que no lo hizo nada mal, pero que tuvo que sufrir en sus carnes una enorme cantidad de rodadas por parte de los de siempre. Este toro, por la noche, no pudo ser embolado por encontrarse muy mermado de facultades físicas.

El segundo toro de la tarde era el más esperado, el de Cuadri: atendía al nombre de Turronero e iba marcado con el nº 31. Toro bien presentado, que acudía a todas las citas con entrega, pero que tuvo que pasar por el mismo trance que el anterior en su encuentro con los rodadores.

El toro marcado con el nº 51, Papelero de nombre, fue desencajonado en tercer lugar, protagonizando una salida con más pies que los dos anteriores, recorriendo gran parte del recinto y con una aceptable actuación, de la que terminó con algún síntoma de agotamiento.

A destacar una vez más la participación del ganadero Germán Vidal, tanto en lo que se refiere a los cabestros como a las vacas exhibidas a continuación de los tres toros desencajonados, incluida la vaca embolada por la misma peña, que atendía al nombre de Sancrantana, y a la que le cortó la cuerda el joven Marcelí Gallardo, miembro de la peña.

Tanto las bolas de esta vaca como las del primer toro de la noche fueron elaboradas por Emboladors de l'Art, pero la colocación de las mismas corrió a cargo de integrantes de la peña taurina El Barrio.


Papelero fue el primer toro de la noche, al que le cortó la cuerda José Miguel Antoni. Poco o nada hay que decir de la actuación de este toro, el cual se limitó a deambular por las calles del barrio hasta que fue encerrado.

No sé qué porcentaje, pero algo de sangre de Carriquiri (casta navarra) corre por las venas del segundo toro de la noche, de nombre Escorpión II, propiedad de Germán Vidal, pero que procede de Ángel Laparte Pascual, de la localidad navarra de Marcilla. El toro realizó una gran salida del pilón después de ser embolado por la cuadrilla de Fernando Ferrer El Rallat y cortarle la cuerda Juan José borrás. Fue una lástima que la mayoría de los rodadores de la tarde se encontraran ''ausentes'' durante la actuación de este toro, pues habrían ''disfrutado'' mucho con sus peligrosas arrancadas.

A José Sanchis le tocó el honor de cortarle la cuerda al toro de Celestino Cuadri, embolado en tercer lugar por la misma cuadrilla que el toro anterior. Como viene siendo habitual en los toros que se sueltan por la tarde, el comportamiento de Turronero durante la embolada pasó sin pena ni gloria.

28 Octubre 2006
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional