Los Donantes de Sangre de Puçol: un ejemplo para la Comunidad Valenciana

Los Donantes de Sangre de Puçol: un ejemplo para la Comunidad Valenciana

Unos cincuenta vecinos de Puçol se reunían el viernes 21 de octubre, en el Espai Social La Barraca, para celebrar la asamblea bianual de Donantes de Sangre, un acto que sirve para entregar los diplomas a los donantes que por la edad han de dejar de serlo, así como medallas de plata y oro a aquéllos que han superado las 25 y 50 donaciones, respectivamente.

Antonio Tamarit, el presidente a nivel local de la antigua Hermandad, hoy reconvertida en Asociación de Donantes de Sangre, es un hombre tranquilo, poco acostumbrado a las celebraciones y al que difícilmente se puede encontrar en una foto. En sus treinta años en Francia, fue fundador de la Casa de España de Beziérs, población en la que también montó dos fallas en distintos años y organizó conciertos con la banda de música de Figueras, ''aunque no guardo ni un recorte de periódico de aquella época, siempre he sido un poco reacio a salir en la foto y todas esas cosas'', reconoce con la humildad que caracteriza su trabajo.

Una humildad que no está reñida con la labor bien hecha. La presencia en la asamblea de Roberto Roig (presidente del centro de transfusiones), Manuel Martínez (presidente de la Federación de la Comunidad Valenciana de Donantes), Salvador Claramunt (concejal de servicios sociales) y Juan Manuel Busto (alcalde), demuestra que su labor se sigue con atención y no pasa desapercibida, ni en Puçol ni en ámbitos más amplios.

''Nosotros no somos una asociación como las demás que pueda haber en cualquier población: no tenemos socios, ni simpatizantes, ni celebramos actos espectaculares'' -afirma Tamarit con la misma humildad de siempre-. ''Tenemos una asignación económica que nos da el ayuntamiento y también algunas otras ayudas, que empleamos para la comida y la bebida que damos a los donantes, el primer domingo de cada mes, cuando realizamos la extracción en el centro de salud... y también procuramos conseguir algún detalle, un pequeño obsequio para aquellos que tanto se lo merecen''.

Pequeños detalles que en ocasiones crecen con el tiempo, como en el caso de Germán Portalés, que el pasado viernes recibió la medalla de oro por sus cincuenta y seis donaciones, al tiempo que también le hacía entrega el alcalde de una placa en agradecimiento de los veinticinco años que pertenece a la asociación.

Precisamente Juan Manuel Busto destacó la importancia de este tipo de asociaciones ''que siempre está dispuesta a darlo todo por los demás. Como no podía ser de otra forma, el Ayuntamiento siempre estará detrás, apoyándola, porque la solidaridad es lo más importante en la sociedad en que vivimos''.


Aunque ya es un tópico, por repetitivo, decir que Puçol es un pueblo solidario, los hechos avalan esta afirmación de forma incontestable: mientras los donantes en Valencia ciudad son un 2% de la población, en Puçol ese porcentaje sube al 7%. O lo que es lo mismo, Puçol tiene en torno a un millar de donantes en activo, lo que permite que el primer domingo de cada mes se obtenga una media de 90 donaciones... datos que lo convierten en uno de los pueblos punteros de la Comunidad Valenciana.

Por todo ello, Manuel Martínez no tuvo inconveniente en reconocer públicamente esta distinción afirmando que ''Puçol es un ejemplo de organización y de sensibilidad; llevan realizando un gran trabajo durante veinticinco años''. Un trabajo que, aprovechando la efeméride, va a alcanzar más repercusión a comienzos del próximo año, cuando se realice una asamblea especial para premiar tantos esfuerzos. Para tomar buena nota de cómo se organiza este tipo de actos, Antonio Tamarit ya estuvo en Almussafes el año pasado.

Una celebración a la que, sin duda, nuevamente se sumará el concejal Sal

31 Octubre 2005
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional