Las obras de la Plaça de l'Escortxador pendientes de unas catas arqueológicas

Las obras de la Plaça de l'Escortxador pendientes de unas catas arqueológicas

Pese a estar adjudicadas las obras desde el mes de abril, la urbanización de la Plaça de l'Escortxador sigue pendiente debido a que los restos encontrados en la zona hacen necesario realizar previamente un estudio arqueológico para obtener el permiso de la Dirección General de Patrimonio de la Conselleria de Cultura. Pese a que las catas aún no se han realizado, el Ayuntamiento confía en comenzar las obras a principios del próximo año.

El 11 de abril se adjudicaban las obras de urbanización de la calle Bisbe Amigó y Plaça de l'Escortxador a la empresa M.S.A. Obra pública y maquinaria, por un importe total de 101.200 euros. El proyecto contemplaba la realización de aparcamientos en la calle Bisbe Amigó y el ajardinamiento de la plaza, mediante la instalación de bancos, arbolado y zona verde, todo ello acorde con las directrices el Plan General de la población, que tiene entre sus objetivos prioritarios favorecer las zonas verdes y de aparcamiento en el casco antiguo.

Sin embargo, la actuación quedaba sujeta a la realización de un estudio arqueológico en la plaza ya que al iniciarse las obras se encontraron los restos de una cripta. Un hallazgo que no era casual, ya que en una actuación anterior en la misma zona, con motivo del derribo del antiguo colegio Obispo Hervás, se habían encontrado restos de interés arqueológico, presumiblemente pertenecientes a uno de los primeros cementerios de la población, fechado en torno a los siglos XII ó XIII.

Informada debidamente la Conselleria de Cultura, el 13 de junio remitió la orden de paralización de las obras, en espera de realizar un estudio arqueológico que determine el interés del hallazgo.


''Dado que el estudio podía dilatarse varios meses'' -explica el concejal de urbanismo, Mariano Sanchis-, ''decidimos paralizar las obras de forma cautelar durante cuatro meses, desde agosto hasta diciembre, mientras la Dirección General de Patrimonio realizaba los estudios pertinentes''.

A mediados de noviembre los arqueólogos ya están contratados, aunque sigue pendiente de realizarse un estudio a fondo para que Patrimonio delimite la zona de interés arqueológico y autorice las obras de urbanización.

Sin embargo, el concejal de urbanismo resta importancia a este retraso, ya  que hay que cumplir escrupulosamente los trámites previstos por la Ley, ''por lo que nosotros vamos a esperar a que los arqueólogos realicen su trabajo y, en cuanto la Conselleria nos autorice, reiniciaremos las obras. De seguir todo un curso normal, a comienzos del próximo año se acometerá la urbanización de la plaza, tan necesaria para el casco antiguo, una zona que carece prácticamente de zonas verdes y de aparcamiento''.

 

18 Noviembre 2005
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional