Avacos imparte talleres sobre el Sida a los alumnos del instituto

Avacos imparte talleres sobre el Sida a los alumnos del instituto

Las grandes fechas, aquéllas en las que todo el mundo se acuerda de un tema y suele comprometerse a que ''de este año no pasa'', suelen caer pronto en el olvido y los compromisos ''se los lleva el viento''. Para evitar que esto suceda, el Ayuntamiento de Puçol con motivo de una celebración como el 1 de diciembre, Día Internacional del Sida, está impulsando amplias campañas informativas y de sensibilización dirigidas sobre todo a los jóvenes.

Este año, la Concejalía de Juventud ha organizado un amplio ciclo de talleres y actividades englobándolas bajo el denominador común de ''la afectividad''. El objetivo es ir más allá de la mera información sobre enfermedades de transmisión sexual, y más concretamente el Sida, para abarcar aspectos más amplios de las relaciones humanas.

Así, a lo largo de los meses de noviembre y diciembre, los vecinos en general y los jóvenes en particular pueden inscribirse en talleres de masaje y cómo aprender a ligar, disfrutar de espectáculos de teatro en la calle o en los pubs de la población o participar directamente en mesas informativas sobre prevención de infecciones de transmisión sexual.

En este contexto se incluye la serie de charlas y talleres que Avacos está realizando en el Instituto de Enseñanza Secundaria, dirigidos a alumnos y alumnas de 4º de ESO, es decir, que normalmente tienen entre quince y dieciséis años.

''Las estadísticas señalan que las primeras relaciones sexuales las tienen los españoles entre los catorce y los diecisiete años, de ahí que este grupo de alumnos de 4º de ESO sea un grupo ideal para este tipo de charlas que imparte Avacos no sólo de forma teórica, sino también práctica''. Para el concejal de juventud, Salvador Claramunt, la labor que se viene realizado en el instituto es sin duda uno de los platos fuertes de la campaña, de ahí que, un curso más, Avacos sea fiel a su cita con los alumnos del IES Puçol.


Una cita de la que disfrutan tanto los alumnos como los tres monitores que este año las están impartiendo: Javi Fenollar, Sandra MacLean y Ana Roca son los encargados de lidiar con las sonrisas, los sonrojos y algún que otro tartamudeo involuntario, al tiempo que van logrando que estos adolescentes empiecen a manejar sin vergüenza palabras como sífilis, ladillas, herpes, gonorrea, cándida, hepatitis, ETS o Sida.

''Nuestro objetivo es transmitir a los jóvenes una información general y, a nivel de prevención, explicarles cuáles son las vías de contagio de las enfermedades de transmisión sexual'' -explica Sandra MacLean-. ''Claro que les entra la risa en ocasiones, pero no queremos que la parte teórica sea un entierro, al contrario, queremos que disfruten con la hora meramente informativa y que salgan concienciados de la necesidad de disfrutar de una sexualidad sana''.

Una hora teórica, pero la jornada tiene otra hora práctica. Y aquí ya no hay problema de disfrute: en las dinámicas con los alumnos, éstos disfrutan a lo grande (sonrojos aparte) cuando tienen que realizar prácticas tan cotidianas (pero a la vez tan ''novedosas'' para algunos) como aprender a colocar correctamente un preservativo... afortunadamente, los monitores traen los materiales necesarios para que las prácticas se realicen en el aula, utilizando penes de plástico.

La sesión se completa con información sobre otros centros, como los CIPS, donde los alumnos pueden acudir a realizarse de forma gratuita y anónima pruebas para detectar si son portadores de algún tipo de enfermedad de transmisión sexual; además del imprescindible reparto de folletos informativos (que tienen mucha aceptación) y de preservativos (que tienen mucha más aceptación).

 <

03 Diciembre 2005
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional