Colegio Virgen al Pie de la Cruz: veinticinco años creciendo juntos

Colegio Virgen al Pie de la Cruz: veinticinco años creciendo juntos

Este año se cumple el veinticinco aniversario de la inauguración del colegio Virgen al Pie de la Cruz. Para conmemorar el acontecimiento se están organizando distintas actividades a lo largo del curso. Para hablarnos de todo ello entrevistamos a Vicente Durbá Soriano, actual director del centro y uno de los pocos profesores que ha vivido en directo estos veinticinco años, desde aquel 1980 en que comenzaron 75 alumnos el primer grado de Formación Profesional hasta el actual curso, en que 500 alumnos se reparten entre Educación Infantil, Primaria, ESO, Ciclos Formativos de grado medio y un Programa de Garantía Social.*****

-¿Fueron duros los comienzos?

-Comenzamos el curso mientras se estaba acabando de construir el centro, por lo que las matrículas se realizaban en la sacristía de la iglesia Santa Marta. Estaban acabadas las aulas y el comedor, por lo que las obras no afectaban al desarrollo de las clases. En cambio, el patio era un erial y eso que echamos grava para que no se encharcara. Pero guardamos un grato recuerdo de aquellos 75 alumnos que en 1980 se matricularon en tres ramas de FP: administrativo, electricidad y hostelería.

-¿Cómo surgió la idea de crear un centro educativo?

-Gracias a la donación que doña Rosario Climent Beltrán realizó al Arzobispado de Valencia, lo que permitió constituir la Fundación Canónica Virgen al Pie de la Cruz, que es la encargada de regir el centro.

-¿Inicialmente sólo se impartían clases de Formación Profesional?

-Sí. Las distintas ramas de FP de primer grado se mantuvieron hasta que fueron sustituidas en 1998 por las nuevas enseñanzas de los Ciclos Formativos. Pero en ese periodo hubo una amplia evolución. Al comenzar a impartirse en 1983 las clases de Jardín de Infancia se creó la Guardería Pinotxo, donde los alumnos realizaban prácticas y, al mismo tiempo, era un nuevo servicio para los vecinos de Puçol. Ese mismo año finalizaron las obras de la nueva ala del centro y se comenzó a impartir la FP de segundo grado.

-¿Y la Educación General Básica?

-Comenzó a impartirse en 1985 de forma privada. Pero la desaparición del colegio San Lorenzo de Brindis, de Massamagrell, propició que los padres de aquel centro se movilizaran para trasladarse a nuestro colegio, alquilando las aulas. Se formó la Cooperativa Santa Marta, a la que se unieron tres profesores del antiguo centro de Massamagrell: Miguel, Arturo, Tomás y Bernabé. Estos cuatro profesores, con nuestra colaboración, se encargaron de buscar al resto de profesores que completaron la plantilla de la cooperativa,y funcionamos durante unos años los dos colegios de forma independiente.

-Pero Santa Marta pagaba un alquiler por usar las instalaciones.

-El precio del alquiler era algo simbólico. No se pretendía que dieran beneficios, sino que pagara los gastos contraídos por la Fundación para construir esas instalaciones y los ga

27 Noviembre 2005
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional