David A. Segundo: 'Hacer la banda sonora original de ‘Contrasts’ ha sido un desafío inolvidable'

David A. Segundo: 'Hacer la banda sonora original de ‘Contrasts’ ha sido un desafío inolvidable'

El año pasado la serie de televisión Contrasts contó con una banda sonora expresamente escrita para la ocasión por Enrique Linares y Vicente Jiménez, dos músicos de Valencia que ya habían colaborado con una producción anterior del Ayuntamiento de Puçol: el mediometraje Miradas, dirigido por Sabín para Cáritas Valencia.

Este año, aunque se han mantenido las sintonías utilizadas para las cabeceras como signo identificativo de la serie, los nuevos episodios de Contrasts han contado con un joven músico de Puçol: David A. Segundo.

Ha sido una experiencia inolvidable y un gran placer el haber podido llevar mi música a dos cortometrajes, lo que me ha obligado a superar el nivel de mis trabajos anteriores” –explica satisfecho David A. Segundo–. “Cuando mis colegas Sento Pascual y Sabín me propusieron el proyecto estuve encantado de colaborar. Aunque luego empezó la preocupación, porque es difícil componer música para unas escenas dependen de la banda sonora para que funcionen correctamente: la persecución por las calles, el ataque en el parking y, sobre todo, la violación en la nave abandonada eran las escenas más importantes de la película y necesitaban que la música funcionase a la perfección”.

David habla del Episodio II: Sin castigo, un corto elaborado por alumnos de segundo de Bachillerato donde gran parte del metraje estaba cubierto por escenas de tensión cuya música funcionaba como principal elemento para mantener intranquilo al espectador: “nunca antes había experimentado con el vídeo y menos con intérpretes, por lo que tuve que poner la imaginación a funcionar al máximo. Sin duda, la más difícil fue la parte en que Sonia Pedregosa era violada por Daniel Albiach, aunque también los efectos de sonido y los ruidos ayudaron a que la tensión fuera mayor”.

Episodio II: Sin castigo tiene su banda sonora basada en dos tipos de música, porque frente a los temas de tensión se sitúa la música dance compuesta para la larga secuencia de la fiesta. En todos los casos, David trabajó con temas originales compuestos directamente con el ordenador: “apenas he dispuesto de dos semanas para componer la música de los dos episodios y eso es muy poco tiempo, pero el esfuerzo ha merecido la pena, porque es muy emocionante que tu trabajo se estrene en un cine y haya trescientas personas viendo el resultado... y más si todo funciona, como así sucedió”.


El otro capítulo que contó con música original de David fue Episodio I: Vidas perdidas, para la cual el tratamiento musical fue radicalmente distinto. La película narra la historia de una mujer maltratada, que permanece continuamente encerrada en su casa, atrapada y sólo viendo la vida a través de las rejas de su ventana.

Para ilustrar musicalmente el episodio, David compuso una suite de ocho minutos de duración basada en un único tema musical interpretado por una desgarradora guitarra. A lo largo del capítulo los lamentos de la guitarra sirven de fondo a distintas reflexiones de la protagonista y sólo en el plano final, cuando ella encuentra la luz y huye abandonando a su marido, la música crece y se desarrolla con multitud de instrumentos. Una bella idea musical que ayuda a que el episodio funcione a la perfección.

“Quiero agradece la confianza de la gente del instituto, que han aceptado que yo hiciera el proyecto” –concluye David–, “y no quiero olvidarme en estos momentos de mis maestros: el pianista Daniel Rajadell y el profesor de música Sergio Rajadell, así como agradecer la confianza del Taller de Música Jove que, gracias a su esfuerzo, han conseguido que un alumno suyo componga bandas sonoras. Por último, quiero dedicar mi trabajo a mi familia y a mis amigos Sabín y Sento, del departamento de Comunicación”.

11 Marzo 2004
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional