La Conselleria invertirá 9’5 millones de euros para desviar el barranco

La Conselleria invertirá 9’5 millones de euros para desviar el barranco

Dos han sido las reivindicaciones históricas del Ayuntamiento de Puçol al gobierno central y al autonómico: las obras de regeneración de la playa y de paseo marítimo y el desvío del barranco a su paso por el casco urbano.

Con el inicio de las obras de los espigones el pasado año y del paseo marítimo durante el primer trimestre de este año, el Ministerio de Medio Ambiente ponía fin a una reclamación que había comenzado en 1986. Hoy, la nueva playa de Puçol es ya un hecho.

El pasado martes, 23 de marzo, la Conselleria de Infraestructuras y Transporte daba el paso definitivo para que el desvío del barranco, una solicitud que data de 1981, sea también una realidad.

El concurso abierto convocado por la Conselleria para la realización de las obras ha sido adjudicado a la empresa Enrique Ortiz e Hijos, s.a., por un total de 9.255.500 euros. A esa cantidad se suman los 318.605 euros asignados a la consultoría y asistencia para la dirección de las obras, lo quehacer un total de 9.574.105 euros.

“El barranco Pascual está en estos momentos inundado” –explica el alcalde, Josep Mª Iborra–. “Las lluvias de los últimos tres días de marzo han vuelto a disparar la alarma entre los vecinos de una zona ocupada fundamentalmente por fincas de cinco y seis alturas, sin parking ni zonas de esparcimiento. El desvío del barranco permitirá atender los dos grandes problemas de esta zona central del casco urbano: el aparcamiento y las zonas verdes”.


Las palabras del alcalde explican cuál es el objetivo de la corporación municipal ya que, una vez la Conselleria haya realizado las obras de desvío del barranco Pascual al barranco del Puig, para lo cual tendrá que ensancharse el tramo final de este segundo barranco, el Ayuntamiento solicitará la cesión de los terrenos actualmente ocupados por el barranco, con el fin de dedicarlo tanto a la construcción de aparcamientos como al uso de todos los vecinos mediante la transformación de parte del trazado en zona verde.

“Ahora sólo nos queda esperar que las obras cumplan los plazos previstos y a finales del próximo año desaparezca el miedo a las inundaciones, para dar paso a una nueva zona de ocio en la población”, finaliza el alcalde.

 

06 Abril 2004
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional