Balance de la temporada taurina en Puçol: mucho trabajo, hierros famosos, ningún percance

Balance de la temporada taurina en Puçol: mucho trabajo, hierros famosos, ningún percance

Es evidente que el análisis de una temporada taurina se debe hacer al final de la misma, pero en esta ocasión y sin que sirva de precedente podemos analizar lo acontecido hasta ahora, cuando todavía queda por celebrarse el toro de l’Avenida, para hacer hincapié en algunos puntos que consideramos clave de este año.

Vaya por delante el máximo de los respetos y mi admiración personal a todas y cada una de las peñas y comisiones que hacen posible la programación taurina de nuestro pueblo, porque si ya es muy difícil y complicado organizar dichos eventos en estos tiempos actuales, en este año se ha complicado aún más debido a los ajustes presupuestarios que desde el consistorio municipal se ofrecía a los colectivos taurinos organizadores.

Bien está lo que bien acaba”, reza el dicho popular. De momento, lo visto hasta ahora parece que va por buen camino, aunque también es verdad que nunca llueve a gusto de todos.

La temporada comenzó con éxito con motivo los festejos de San Antonio, donde los tres toros del Marqués de Domecq estuvieron a la altura de las circunstancias, tanto en cuando a presencia como a su juego.

Después de un largo paréntesis de casi cinco meses, a principios del mes de junio se celebró la XI Semana Taurina Vila de Puçol, con el triunfo, por segunda vez consecutiva, de la ganadería castellonense La Espuela, seguida por Miguel Parejo, ganadero de Cabanes, y los catalanes Hermanos Margalef. Por tanto, estas tres ganaderías tienen derecho a participar en la próxima edición.

También merecen mención especial, de manera individual, el premio al mejor toro en puntas, que fue Sevillano de La Espuela; el mejor novillo, Orgulloso de Miguel Parejo; la mejor vaca, Rondallera de Miguel Pareja; y, por último, el mejor toro embolado, que fue para Pesetero de los navarros Hermanos Magallón.

Después llegaba uno de los platos fuertes del calendario taurino local, el tradicional toro de San Juan. Como complemento, se sumaba la inauguración del ansiado portón antiretroceso y dos nuevas barreras verticales, que son las que mejor se adaptan a la futura normativa taurina.

En cuanto a lo meramente taurino, la Comisión del 7 de septiembre, organizadora del evento, desencajonó un toro de El Torero, otro de Torreherberos y el último de Guadalmena.

Tras San Juan, le tocó el turno a la calle Ildefonso Fierro y adyacentes con sus habituales festejos taurinos que, por segundo año, organizan la Peña El Barranquet. Para la ocasión adquirieron un toro de Contreras y dos de la sevillana Hato Blanco, que fueron desencajonados en la tarde del 6 de julio. El sábado 13 fueron las reses de Germán Vidal las protagonistas de una brillante y entretenida jornada taurina.

La Comisión de Hostalets optó este año por la cantidad y con algunas ganaderías de prestigio para sus dos sábados, 20 y 27 de julio, destacando el prestigio de Torrealta, Núñez del Cuvillo, Mari Carmen Camacho, Rocío de la Cámara o Vegahermosa, entre otras.

Enorme la expectación que despertó un año más nuestro 7 de septiembre, pues al poder de convocatoria de la fecha se unía el cartel de los toros a desencajonar, tanto por su procedencia como su presentación, ya que hablamos de las ganaderías El Torero, Adolfo Martín, Puerto de San Lorenzo y Conde de la Maza. Junto a ellos, por la noche se emboló uno de Peñajara, todos ellos hierros sobradamente conocidos dentro de la cabaña brava española.

Poco que destacar del sábado 14 de septiembre, exceptuando el aceptable juego del toro Embrujadillo, de Sancho Dávila, que cumplió tanto por la tarde como en la embolada nocturna.

Como dato a destacar del primer día de toro de la Peña Taurina El Barrio, fue la única ocasión en que actuaron las reses del ganadero local Jaume Bosch El Saliner (si exceptuamos alguna aparición esporádica en la semana taurina). Creo que es un dato a tener en cuenta para el próximo año.

Por lo demás, muy buena la presentación de los dos toros que se soltaron, pertenecientes a las ganaderías de Vegahermosa y Jandilla. También los dos toros de Jandilla del 28 de septiembre dieron un buen juego y consideramos que la peña puede satisfecha por su programa, tanto taurino como festivo, y con ánimos para afrontar el 2014.

Por lo que respecta a l’Avenida, que aún no se ha celebrado cuando escribimos estas líneas, anuncia toros de Jandilla, la Casa Domecq y Torrealta. A priori, un buen cartel.

Eso sí, como opinión personal, creemos que el tiempo en la calle de los toros tras las emboladas no debe prolongarse más de lo necesario, sobre todo cuando los toros no responden, porque eso provoca que el público se aburra y no llegue a ver las emboladas finales. Algo que sucede en muchos días de toro y no sólo aquí en Puçol.

A nivel general, destacar también el nuevo equipo médico que nos acompaña todo el año, Ambulancias Vallada, por su saber estar y su profesionalidad, aunque gracias a Dios, hasta el momento no ha hecho falta su indudable potencial tanto técnico como humano… y que dure.

Informa: Salva Almenara Marsaga

mas-fotos_facebook

907-bajada-cajones-7-septiembre

 

02 Octubre 2013
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional