Gracias al apoyo de la Agrupación de Peñas, los Reyes Magos reparten alegría e ilusión por las calles de Puçol

Gracias al apoyo de la Agrupación de Peñas, los Reyes Magos reparten alegría e ilusión por las calles de Puçol

Un año más, la tarde del 5 de enero los Reyes Magos han recorrido las principales avenidas de Puçol, repartiendo chucherías, caramelos, confeti y, por supuesto, alegría entre los más pequeños. La actividad la organizan desde hace años los componentes de la Agrupación de Peñas con una subvención del ayuntamiento y la colaboración del club de gimnasia rítmica, la asociación de discapacitados, Màgic y algún otro colectivo local.

La salida era a las 17.30 de la avenida Molí de Vent, frente al colegio La Milotxa, pero media hora antes por la zona ya no se podía pasar: los Reyes Magos no entienden de crisis y los vecinos se agolpaban en la acera para recibir pequeños detalles, pero grandes dosis de alegría e ilusión, sobre todo los más pequeños… aunque, a decir verdad, tampoco había que perder de vista las caras de sus padres cuando intentaban hacerle fotos a los peques en plena recogida de caramelos y chuches.

Y si se trata de fotos, sin duda el momento más emotivo ha sido cuando los reyes han tenido que bajar de su carroza en la avenida Valencia, ya que el paso por debajo de la vía del tren de cercanías obliga a plegar parte de la carroza. Viéndolos con los pies en el suelo, ha faltado tiempo a chicos y grandes para querer hacerse fotos con sus majestades.

Y, como siempre, el más solicitado era el negro… aunque también el que más de un disgusto ha provocado a sus papás cuando han comprobado que su tierno retoño salía en la foto llorando. No, no es fácil que los peques se acostumbren a posar junto a Baltasar y menos que te coja en brazos ese señor, pese a su perenne sonrisa.

Gaspar y Melchor, a pesar de sus largos pelos que le cubrían toda la cara, no tenían en la mayoría de los casos esos pequeños inconvenientes, por lo que era más fácil conseguir fotos con todos los niños sonrientes… y sus papás con una sonrisa de oreja a oreja, qué duda cabe.

Tras el maratón fotográfico, los reyes han podido subir nuevamente a la carroza para finalizar la cabalgata en la plaza del País Valencià, donde nuevamente ha comenzado la caza y captura (fotográfica, eso sí) de los papás: su hijo con un rey, su hijo y un primo con otro, un amiguito que también pasaba por allí junto al tercero… en fin, ser rey mago es una dura tarea en estas fechas.

Afortunadamente, los componentes de la Agrupación de Peñas de Puçol son gente veterana en la organización de eventos y si bien hoy en día son más conocidos por la Ruta de la Tapa que organizan durante las fiestas, su experiencia les viene de muy, muy lejos: comenzaron acompañando la bajada de cajones con los toros en el 7 de septiembre, el día grande del toro en la población, hace ya tres décadas; siguieron organizando semanas festivas y cabalgatas; y ahora se han propuesto reinventar las fiestas con su ruta a pie por más de cincuenta bares y restaurantes durante las fiestas, recobrando una tradición, la tapa, que se creía perdida para siempre en Puçol.

Pero si el trabajo de las peñas y la subvención municipal son fundamentales para que la fiesta se desarrolle con normalidad, no podemos olvidar a esa gente anónima, los componentes de la brigada municipal de obras y servicios que, apenas unos minutos después de que pasara la cabalgata por cada avenida, ya estaban limpiando a fondo la calzada y las aceras. Un trabajo al que casi nunca prestamos atención, pero sirvan estas líneas como reconocimiento a su imprescindible labor para que después de la fiesta el pueblo siga funcionando con normalidad.

Gracias a todos por llevar la ilusión y la alegría a todos los vecinos.

Informa: Sabín

fotos_noticia fotos_noticia

048-cabalgata_reyes-1

 

06 Enero 2013
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional