Cinco vecinos de Puçol ya trabajan en Servidisca, un Centro Ocupacional Especial para discapacitados

Cinco vecinos de Puçol ya trabajan en Servidisca, un Centro Ocupacional Especial para discapacitados

Las concejales de empleo Paz Carceller y de bienestar social Eloísa Rosa visitaron poco antes de Navidad la empresa Servidisca, situada en Massamagrell, un Centro Ocupacional Especial para discapacitados autorizado por la Consellería de Empleo. Cinco vecinos de Puçol inscritos en la Agencia de Colocación ya están trabajando allí con un contrato de tres meses prorrogables gracias a un convenio entre ambas entidades.

Sergio Martínez, Rosario de Haro, Alonso Claramunt, Vicente Ribelles y Jaume Alonso han sido los cinco primeros vecinos de Puçol que ya trabajan en Servidisca, con un contrato de tres meses prorrogable por otros tantos. Los cinco fueron elegidos a partir de la lista de cincuenta y cinco inscritos en la Agencia de Colocación de Puçol (situada en el Espai Social Martínez Coll) que reunían los requisitos marcados por la empresa, fundamentalmente que tuviesen un mínimo del 33% de discapacidad, como marca la Ley para Centros Ocupacionales Especiales.

Además, alguno de ellos con posibilidades de quedarse fijo más adelante, según asegura Juan Antonio Casanova, creador de Servidisca hace veinte años y actual gerente de un Centro Ocupacional Especial para personas con discapacidad física, psíquica o sensorial que cuenta en la actualidad con 96 trabajadores: “Aquí todos los trabajadores somos discapacitados excepto dos, la directora de recursos humanos, Nuria Chornet, y una administrativo. Pero en realidad a mí no me gusta hablar en esos términos, creo que la expresión correcta es decir que todos tenemos una capacidad y una responsabilidad y unas ganas de trabajar, por tanto la capacidad es algo de cada uno”.

Servidisca lleva dos décadas empleando este tipo de trabajadores, y siempre apostando por la formación y la adaptación de los puestos de trabajo en función de las peticiones de los clientes y de las circunstancias concretas de cada trabajador. Su éxito se basa en que tiene un planteamiento empresarial y no depende de las subvenciones, que en estos tiempos llegan tarde, si llegan, sino de sus propios ingresos.

Para Servidisca es la primera vez que un ayuntamiento de la Comunidad Valenciana firma un convenio para insertar discapacitados en la vida laboral, por lo que los cinco trabajadores de Puçol son además una experiencia piloto.

La contratación ha sido posible gracias a la colaboración de las concejalías de empleo y bienestar social del Ayuntamiento de Puçol, que han invertido 11.000 € en 2012 y tienen previsto invertir 12.000 más el próximo año, para fomentar los contratos iniciales de discapacitados en empresas adaptadas con un objetivo claro: "Tenemos que pensar en la integración social y laboral de estas personas, que no pueden estar toda la vida en proyectos formativos como el Programa de Cualificación Profesional Inicial, aunque esa formación sea imprescindible para luego dar el salto al empleo", asegura la concejal Eloísa Rosa Martínez.

Por su parte, Paz Carceller recuerda que si la experiencia piloto funciona en 2013 el Ayuntamiento de Puçol “seguirá apostando por este tipo de integración social y laboral con otros vecinos de Puçol, apoyando su contrato inicial. Luego, el futuro de cada uno estará en función de su implicación y de las necesidades reales de la empresa Servidisca”.

Informa: Sabín

fotos_noticia

020-servidisca-4

 

01 Enero 2013
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional