Vecinos, asociaciones y una tortuga que regresa al mar se mojan en la playa de Puçol por el medio ambiente

Vecinos, asociaciones y una tortuga que regresa al mar se mojan en la playa de Puçol por el medio ambiente

La playa de Puçol fue el escenario elegido para celebrar el domingo 10 de junio el Día Internacional del Medio Ambiente, con una limpieza conjunta de la arena, los espigones y los fondos marinos, junto a la suelta de una tortuga, la proyección de un vídeo sobre la tortuga que puso sus huevos en la playa de Puçol en 2006 y una exposición de fotos del Oceanogràfic.

A las 10 de la mañana se concentraban en la playa los voluntarios de distintas asociaciones y los vecinos que se habían animado a colaborar en una jornada de limpieza y, sobre todo, de sensibilización sobre los cuidados que debemos tener con nuestro entorno si queremos un planeta limpio y sano para nuestros hijos y nietos.

A la llamada habían acudido algunos clubs y asociaciones debidamente uniformados y con las pilas puestas, para trabajar a fondo en la limpieza de la playa y también para convencer a los vecinos de una realidad incuestionable: si queremos una playa de bandera hay que currárselo entre todos.

Tras una reunión conjunta en la pérgola situada en la plaza de la Rosa dels Vents, donde recibieron la bienvenida del concejal Salvador Ávila y algunas instrucciones básicas sobre el objetivo de esta particular celebración del Día del Medio Ambiente, los más de doscientos asistentes se dividieron en cuatro grupos para realizar un trabajo en paralelo.

Acció Ecologista-Agró se ocupó de la limpieza de la arena de la playa en la zona norte, junto a la zona donde se están realizando cultivos protegidos de flora dunar para prevenir la pérdida de arena tras los temporales; el Club de Pesca Puçol revisó a fondo los espigones, recogiendo todo tipo de residuos sólidos, en su mayoría depositados allí por descuidos de los pescadores ocasionales; el Club de Submarinismo Trotafons se ocupó de la limpieza de los fondos marinos, tanto en la zona junto a los espigones como un poco más al interior; por último, el Aula de Educación del Oceanogràfic montó una exposición con ejemplos de los materiales que se extraen en la limpieza de las playas y preparó todo para la estrella de la mañana: la tortuga.

Los dos centenares de colaboradores directos en la limpieza disfrutaron no sólo sintiéndose útiles en las tareas de recogida de residuos, sino también comentando con los usuarios de la playa la necesidad de recoger todos nuestros deshechos cuando abandonamos la arena, que por algo hay contenedores de recogida selectiva en distintas zonas junto al paseo marítimo: una labor de sensibilización directa, al pie del cañón, conversando con los bañistas.

Pero la verdadera aglomeración llegó cuando un ejemplar de dos años de tortuga caretta caretta (más conocida como tortuga boba) fue sacado de su contenedor especial para que niños y mayores pudieran hacerse una foto con ella, pudieran incluso tocar su caparazón (ojo, la cabeza no, que muerde) y, finalmente, entre aplausos emocionados y alguna que otra lágrima de los más pequeños, fue soltada para que caminase por la playa de regreso al Mediterráneo.

Un acto emotivo que tuvo su recompensa adicional con un frugal piscolabis del que se agradecían especialmente esas bebidas frescas después de varias horas bajo un sol veraniego.

El fin de fiesta, realizado en el Espai Voramar, contó además con una exposición de fotos sobre el Oceanogràfic y la proyección de un vídeo sobre la tortuga boba que puso sus huevos en agosto de 2006 en la playa de Puçol: un reportaje que explica cómo fueron descubiertos, trasladados a la zona protegida en El Saler, mimados y, tras la eclosión, cómo las nuevas tortugas llegaron al mar. Otro de los momentos emotivos de la mañana.

620-club-pesca-limpia-espigones-2

Clubs que se mojan por el medio ambiente

Junto a los colectivos que se metieron directamente en el agua a limpiar, también trabajó el Radio Club l’Horta Nord, que se ocupó de la información entre la playa y las embarcaciones, así como el contacto entre los jefes de grupo. Montaron la sede en la pérgola de la plaza de la Rosa dels Vents, precisamente el punto donde se reunió a todos los participantes más madrugadores para agradecer su presencia y organizar los grupos de trabajo: unos en la arena, otros en los espigones y los últimos bajo el agua.

Por su parte, Acció Ecologista-Agró se encargó de la limpieza de la playa y de explicar el proyecto de regeneración de la flora dunar de Puçol que ha iniciado este año con la colaboración del Ayuntamiento. La limpieza se efectuó en la zona norte de la costa de nuestro pueblo, concretamente en la playa de bolos y piedras que está junto al Marjal del Moro. Este es el punto de nuestra costa que actualmente presenta el mayor número de especies de flora dunar de todo nuestro litoral.

Los voluntarios retiraron botellas de vidrio y de plásticos, bolsas, latas, cuerdas, maderas y todo tipo de residuos. A continuación, los ecologistas limpiaron también la zona acotada para regenerar la flora dunar, un proyecto que además de mejorar la biodiversidad de nuestra costa permitirá a medio y largo plazo minimizar la pérdida de arena que sufre la playa, especialmente durante los temporales y las gotas frías.

Además de trabajar para mejorar la calidad ambiental de la playa de Puçol, AE-Agró también trabaja en otras playas valencianas como la de Sagunto y la de Canet. Para ello, cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que recientemente ha aprobado un proyecto de los ecologistas para fomentar los valores naturales y la biodiversidad de las playas valencianas.

“El balance ha sido muy positivo, no sólo por el trabajo de limpieza que se ha realizado, porque las doscientas personas que han colaborado ya estaban concienciadas y por eso han venido”, apunta el concejal de medio ambiente, Salvador Ávila. “Sino sobre todo es importante la tarea de concienciación que se realiza a los vecinos y usuarios de la playa que ven cómo otras personas están recogiendo los residuos que nosotros hemos abandonado en alguna ocasión. Eso sí llega”.

Aunque llegar, lo que se dice llegar al corazoncito de los asistentes, sin duda la suelta de la tortuga fue el momento más emotivo.

Por cierto, si quieres conocer a fondo la historia de la tortuga que puso sus huevos en la playa de Puçol una noche de agosto de 2006, no dejes de ver el amplio reportaje proyectado en el Espai Voramar, el mismo que le dedicó en su momento Punt 2:
http://www.puzol.es/index.php/es/component/seyret/?task=videodirectlink&id=84

Informa: Sabín 

fotos_noticia fotos_noticia fotos_noticia
fotos_noticia fotos_noticia fotos_noticia

620-suelta-tortuga-3

 

13 Junio 2012
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional