Seis concejales y un gerente: los veinticinco años de la Casa de Cultura sintetizados en siete nombres propios

Seis concejales y un gerente: los veinticinco años de la Casa de Cultura sintetizados en siete nombres propios

El viernes 9 de marzo comenzaba el homenaje al 25 aniversario de la Casa de Cultura. No será una celebración puntual, porque distintos eventos se irán sumando a lo largo de 2012, sobre todo los viernes por la noche, con actuaciones gratuitas de todo tipo. Manteniendo esta idea de recuperar la memoria, la inauguración de la exposición de pintura sirvió también para homenajear a todos los concejales de cultura de la democracia.

En marzo de 1987 se inauguraba la Casa de Cultura de Puçol, un edificio destinado en aquel momento a albergar las escuelas municipales de cultura, la biblioteca pública, la banda de música, el cine, el teatro y la Emisora Municipal de Televisión.

Desde ese marzo hasta hoy han pasado 25 años y 6 concejales de cultura, que han sido las personas encargadas de coordinar su funcionamiento durante estos 5 lustros: Josep Mª Iborra, Salvador Claramunt, José Vicente Martí, Carlos Novella, Lola Sánchez y Rosa Portalés.

Todos ellos estaban invitados al acto de inauguración de la exposición con los ganadores de distintas ediciones del Certamen de Pintura Vila de Puçol. Y todos ellos estuvieron presentes con la excepción del primero, Josep Mª Iborra.

Desde marzo de1987 hasta hoy han pasado 25 años y 6 concejales de cultura, que han sido las personas encargadas de coordinar su funcionamiento durante estos 5 lustros:
Josep Mª Iborra, Salvador Claramunt, José Vicente Martí, Carlos Novella,
Lola Sánchez y
Rosa Portalés

Pero hubo más invitados: junto a la alcaldesa Merche Sanchis, también quisieron sumarse a esta celebración histórica la diputada nacional Susana Camarero y la diputada provincial de cultura, Mª Jesús Puchalt.

Cada uno de ellos recibió un detalle por su asistencia y por su trabajo continuado, un socarrat que simboliza esa cultura valenciana y esa defensa de lo nuestro por la que todos han trabajado, al margen del partido político o la ideología a la que representaran, porque, como señaló Mª Jesús Puchalt: “Independientemente de las ideas, la cultura tiene que seguir creciendo. Este cuarto de siglo de travesía no es más que un principio, y el presupuesto no ha de ser una excusa para la cantidad y la calidad de la oferta cultural que deben ofrecer los ayuntamientos a sus vecinos”.

Fue el incombustible gerente de la Casa de Cultura, José Mª García, el encargado de conducir el acto de inauguración, con un texto medido, conciso y que sobre todo iba dedicado a reconocer la figura de los concejales con los que ha trabajado estos 25 años: “Si hoy estamos aquí celebrando este acto es en buena medida gracias a los seis concejales de cultura que a lo largo de estos 25 años han tenido un papel fundamental en la creación y el desarrollo de un proyecto cultural pensado y dirigido para nuestro pueblo”.

Y entonces comenzó el desfile de los concejales, que fueron llamados por orden de antigüedad. Curiosamente, todos los que hablaron primero eran hombres y todas las últimas eran mujeres.

Ante la ausencia de Iborra, fue Salvador Claramunt el primero en recoger el socarrat y en descubrir que, efectivamente, él también tenía que decir unas palabras. Algo que no había preparado, pero como veterano político supo improvisar un discurso en el que recordó que “nosotros apostamos sobre todo por la cultura valenciana en una época difícil. Ahora, con los recortes, vivimos otra época difícil, pero ello no debe impedirnos seguir apostando por la cultura”.

Con la lección bien aprendida, por algo es maestro, José Vicente Martí salió al improvisado escenario con un discurso hilvanado mientras le llegaba el turno: “Los recuerdos que nos trae esta celebración son otra forma de volver a vivir”. Tras felicitar al gerente por convertir este proyecto en realidad, se despidió con un deseo: “La cultura es conocimiento, es futuro y debe estar a disposición de todos los vecinos”.

También Carlos Novella comenzó con una felicitación, que hizo extensiva a todos los presentes: “En este mes de Fallas y fiestas de la Magdalena, hoy hemos conocido que se ha aprobado la candidatura de nuestras fiestas falleras como Patrimonio de la Humanidad, coincidiendo además con el bicentenario de la Constitución de Cádiz. Dos efemérides a las que se une nuestro aniversario… y todos estos actos son parte de nuestra cultura y de nuestra identidad como pueblo”.

La penúltima concejal de cultura, Lola Sánchez, reconoció que esta casa “es pequeña, pero muy grande”. Y recordó en sus palabras tanto a los primeros ayuntamientos democráticos, “por su apuesta decidida por la Cultura”, como a todos los concejales que la habían precedido y, sobre todo, “a los trabajadores de la Casa de Cultura, porque sin su esfuerzo diario esta celebración no sería posible”.

En un tramo final del acto en el que sólo las mujeres tomaron la palabra, Rosa Portalés, la actual concejal de cultura, quizá en solidaridad con el resto de sus antecesores en el cargo, no utilizó chuleta para hablar, sólo se apoyó en el socarrat que le acababan de entregar para admitir que no lo recogía “como un reconocimiento, sino como una obligación”. Tras reconocer que antes de ser concejal “desconocía el sacrificio diario que supone mantener en marcha tanta actividad cultural”, se despidió pidiendo que se mantengan apoyos como el de la Diputación Provincial y que el presupuesto para cultura “no sólo no hay que recortarlo, sino que cada año debe aumentar la partida”.

Fue la diputada de cultura, Mª Jesús Puchalt, quien le siguió en el orden de intervención y le tomó la palabra, ofreciendo nuevas ayudas del organismo provincial a los pueblos, por ello “queremos estrechar nuestra relación con los pueblos facilitando que las exposiciones de los Museos de la Diputación puedan llegar a cada ayuntamiento y cada Casa de Cultura que lo solicite”.

Por su parte, la diputada Susana Camarero admitió que “vivimos momentos complicados que nos obligan a optimizar recursos, pero la cultura nunca debe estar en crisis”.  Por ello, pidió un esfuerzo conjunto a todos, “trabajaremos juntos para que la cultura una a todos los puçolenses y a todos los españoles”.

Cerrando el turno de intervenciones, la alcaldesa Merche Sanchis recordó que la iniciativa de invitar a todos los anteriores concejales a compartir esta celebración había nacido de la actual alcaldía “y la hemos hecho también extensiva a todas las escuelas municipales, ya que a lo largo del año vamos a organizar actividades culturales los viernes por la tarde y por la noche en la Casa de Cultura, en la que van a participar todos los que hacemos esta casa día a día”.

Y es que si la Casa de Cultura es de todos y la hacemos entre todos, lo lógico es que todos participemos en la celebración de su aniversario: asociaciones, escuelas y vecinos están invitados a disfrutar de una programación adicional donde lo que importa es la aportación cotidiana de cada colectivo, el repaso a la música, al cine, al teatro, a la pintura…

En definitiva, a la magia que ha hecho posible estos 25 años de vida por amor al arte.

Informa: Sabín

fotos_noticia

227-maria_jesus_puchalt

 

14 Marzo 2012
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional