Treinta años de la alternativa de nuestro vecino Vicente Ruiz “El Soro”

Treinta años de la alternativa de nuestro vecino Vicente Ruiz “El Soro”

El miércoles 14 de Marzo se cumplen treinta años de la alternativa de Vicente Ruiz El Soro. Ese día, Paco Camino le cedió la muerte del toro Agraciado de la ganadería de Alvaro Domecq, en presencia de Pepe Luis Vázquez. He aquí nuestro pequeño homenaje a este hombre nacido en Foyos pero que vivió en Puçol durante muchos años.

Tras una triunfal alternativa, pronto se situó en lo más alto del escalafón, alternando con las grandes figuras del momento, Paquirri, Dámaso González, Niño de la Capea, Manzanares, Ojeda, Espartaco...

A lo largo de las doce temporadas que estuvo en activo, toreó unas seiscientas cincuenta corridas, a pesar de ser un torero muy castigado por las lesiones. Triunfó en casi todas las plazas del planeta taurino, a excepción de Sevilla o Madrid, donde le pusieron las cosas muy difíciles.

Imaginen por un momento: el portón de cuadrillas en la próxima feria de Julio (su enésima fecha fijada para reaparecer). Para los soristas, que somos muchos, bien vale la entrada por verle hacer el paseíllo vestido de luces. Luego, Dios dirá...

Profeta en su tierra, los números nos lo demuestran: con 57 tardes en Valencia, cortando 41 orejas y saliendo 12 veces por la puerta grande. Componente del famoso y taquillero cartel de banderilleros, junto a Luis Francisco Esplá y Victor Mendes, alternado juntos unas ochenta tardes.

Único superviviente del cartel del 26 de Septiembre de 1984, donde fue corneado mortalmente Paquirri, en presencia del malogrado Yiyo.

Triunfos incontestables como las cinco orejas y rabo en Córdoba en la feria de 1983, la gran faena al toro Colillero, de Buendía en Bilbao, el toro Napolitano de Benítez Cubero en Algeciras o en su última tarde, la gran faena realizada al toro Matajacas de Victorino Martín en Benidorm, siempre quedarán en la memoria de sus seguidores.

En 1994, una gravísima lesión de rodilla le impide proseguir su exitosa carrera, justo en su mejor momento. Tras verse incapacitado para llevar una vida normal, y pasar por el quirófano infinidad de veces, el cirujano Pedro Cavadas parece haber obrado el milagro.

Dieciocho años después, un ilusionado Vicente quiere dar su última lección de tauromaquia.

Estos días hemos visto a El Soro toreando con gran quietud en varios tentaderos celebrados en México, la finca de Miguelín o en la mítica finca Zahariche de Miura. Ahora sólo falta soñar junto a él. Verle torear, mientras suenan los acordes de su magnífico pasodoble.

Imaginen por un momento: el portón de cuadrillas en la próxima feria de Julio (su enésima fecha fijada para reaparecer). Para los soristas, que somos muchos, bien vale la entrada por verle hacer el paseíllo vestido de luces. Luego, Dios dirá...

Escribe: Alfonso Ávila
Este artículo ha sido publicado previamente en la revista Bous al carrer

232-alternativa_soro

 

13 Marzo 2012
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional