Formarse y obtener empleo en tiempos de crisis es posible: Myrtus y el Ayuntamiento de Puçol ya lo están consiguiendo

Formarse y obtener empleo en tiempos de crisis es posible: Myrtus y el Ayuntamiento de Puçol ya lo están consiguiendo

El 27 de febrero comenzaba la formación de 16 jóvenes en el campo de la hostelería, gracias a la colaboración entre los salones Myrtus y el Ayuntamiento de Puçol. El curso forma parte de Puçol Emprende, proyecto que está formando a trabajadores desempleados de la población en las propias empresas donde un porcentaje de los alumnos serán contratados una vez finalizada la formación.

El viernes 2 de marzo, a las 12.30 horas, en los salones Myrtus del polígono La Murta de Puçol, llega la hora de la verdad: los primeros 16 jóvenes parados que han participado en un curso teórico práctico de hostelería realizarán su puesta de largo en un evento que supone de alguna forma el examen final y la confirmación de que están preparados para salir a trabajar.

Es el primer curso formativo en el que los resultados reales ya se pueden medir, aunque para ello ha habido que trabajar en la sombra durante meses.

La idea comenzó a fraguarse en octubre, con una serie de visitas que Paz Carceller, concejal de empleo, y Mariam Cortelles, agente de desarrollo local, comenzaron a realizar a las empresas situadas en los polígonos y el casco urbano de Puçol.

Hasta hace unas fechas era sólo una idea que pretendía favorecer la colaboración entre el ayuntamiento y las empresas locales: tomamos nota, ofrecemos formación y fomentamos el empleo.

El viernes 3 comienza a ser una realidad para 16 jóvenes parados de la población: es posible formarse y encontrar empleo en estos tiempos de crisis.

El objetivo era claro: una mejor formación para los parados vecinos de Puçol, pero una formación real, en los mismos puestos de trabajo en los que pueden ser contratados.

La formación es fundamental para los jóvenes que aspiran a lograr un empleo mejor y más en época de crisis. De ahí que busquemos una colaboración de tú a tú con las empresas: que sea flexible, adaptada, sin rígidos convenios teóricos, sin cerrarnos a las necesidades de cada empresa”, explica Paz Carceller. “Nuestra frase más utilizada con los empresarios ha sido y vamos a ver cómo podemos colaborar para ayudarte a formar trabajadores que sean parados vecinos de Puçol”.

Pese a que los proyectos comenzaron a surgir a finales de 2011, no ha sido hasta la aprobación definitiva del presupuesto municipal para 2012 cuando se ha podido poner en marcha el primer curso a medida: hay que contratar los profesores y todo lo necesario para que la formación sea la más adecuada y en las propias empresas. A cambio, éstas adquieren un compromiso de contratación de una parte del alumnado.

Aunque no sólo se implican las empresas.

Este curso de hostelería impartido gracias a la colaboración entre Myrtus y el Ayuntamiento de Puçol se inauguró el lunes 27 de febrero en el aula de audiovisuales de la Prefectura de Policía Local. Durante la semana, además de clases teóricas en las dependencias del Espai Social Martínez Coll, también se ha impartido un curso de manipulador de alimentos.

En suma, los locales municipales están a disposición del proyecto, de la formación más adecuada para conseguir empleo.

Y el examen final llega el viernes 2 de marzo, a las 12.30 horas, en los salones Myrtus: para los 16 alumnos del curso es el momento de demostrar que conocen la nomenclatura adecuada para cada momento, que dominan la atención al público, que saben cómo dirigirse a los usuarios, pero también cómo llevar diez copas en una bandeja o varios platos en una sola mano.

Además, van a realizar una práctica real en un evento social durante la segunda semana de marzo”, apunta Isidoro Gorgonio, responsable del proyecto en Myrtus. “Y luego los contrataremos puntualmente para distintos actos. Pero no sólo nosotros, el prestigio y la garantía que supone nuestra formación permitirá a estos jóvenes ser contratados con total garantía por otras empresas del sector”.

Puçol Emprende se llama el proyecto.

Hasta hace unas fechas era sólo una idea que pretendía favorecer la colaboración entre el ayuntamiento y las empresas locales: tomamos nota, ofrecemos formación y fomentamos el empleo.

El viernes 2 comienza a ser una realidad para 16 jóvenes parados de la población: es posible formarse y encontrar empleo en estos tiempos de crisis.

Pero había que creérselo.

Escribe: Sabín

186-mariam-paz-isidoro-profe

 

01 Marzo 2012
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional