La Ruta de la tapa, 80.000 motivos para apostar por una nueva imagen de las fiestas

La Ruta de la tapa, 80.000 motivos para apostar por una nueva imagen de las fiestas

Empezó como una apuesta personal de la Agrupación de peñas para celebrar sus 25 años de vida, y ha acabado por convertirse en la responsable de un importante cambio de imagen en las fiestas: calles llenas a todas horas, buen ambiente, incluso colas en algunos bares. Han sido las fiestas con más participación de la historia.

Una participación que se puede medir: 80.000 tapas en nueve días, repartidas entre los 40 bares y restaurantes que han formado parte de la primera edición de la Ruta de la tapa. Los números lo dicen todo, pero también las sensaciones entre los locales que han participado, entre aquéllos que no prestaron atención a la idea de las peñas y, por supuesto, entre los vecinos, que han sido los más beneficiados de esta iniciativa.

La idea nos ha desbordado, pensábamos que podía tener éxito, pero no tanto como finalmente ha sucedido”, reconoce José Reyes Gallego, el cerebro de las peñas que ha puesto en marcha la ruta. “La estimación de 80.000 tapas nace del consumo de bebidas y del seguimiento que hemos realizado día a día a los distintos locales, aunque quizá podamos afinar más la cifra cuando hagamos balance final con las distintas casas patrocinadoras que han suministrado la cerveza, el vino, el agua y los refrescos a los cuarenta bares y restaurantes, para acompañar las distintas tapas”.

Que el número pueda afinarse más tampoco es importante, de hecho hay tapas fácilmente controlables (un bar acabó con las existencias de huevos de codorniz no sólo de los proveedores locales, sino del resto de la comarca), pero hay otras en las que calcular el número final de tapas no es tan fácil (¿cómo se mide la cantidad de esgarrat o de marrano con tomate?).

Lo importante es el cambio de fisonomía que se ha producido en Puçol del 1 al 9 de septiembre, durante las fiestas populares y patronales.

En años anteriores era habitual ver las calles vacías entre los actos de la mañana y los de la tarde, o entre éstos y los de la noche. Este año, esos huecos, pequeños por cierto, eran aprovechados para hacer la Ruta de la tapa: en cualquier calle, en cualquier avenida, era fácil ver mesas llenas en la terraza o vecinos de pie, en la barra, incluso haciendo cola para que les atendieran… era la hora de la tapa.

Quizá gran parte de culpa también la hayan tenido los medios de comunicación, que se han volcado con la iniciativa: desde el portal de turismo de la Generalitat Valenciana (donde ha sido uno de los eventos destacados del verano) hasta periódicos, radios y páginas web de información general (con entrevistas y reportajes casi a diario), pasando por supuesto por el amplio reportaje que le dedicó el programa En connexió de Canal 9: un directo ameno, sabroso y con un gran seguimiento entre los vecinos, ya que la propia Agrupación de peñas se había encargado de promocionarlo en la población.

Con los nervios propios del directo, fue un ejemplo de participación y colaboración. El local elegido fue Entre brasas, el público estaba compuesto por la Agrupación de peñas, todos uniformados con la camiseta oficial de la ruta. Y cuatro cocineros compartían mesa y mantel: Carolina del Rey Don Jaime, Vicente de La Fonteta, Isabel del Nazaret y Paco de Entre brasas. Todos hablaron de su tapa, de la idea, del éxito que estaba teniendo, mientras las peñas asistían en directo y lo veían a la vez por televisión, haciendo fotos del Making of del programa. Al final, claro, hubo aplausos y degustación de tapas.

Gracias a todos ellos hoy la Ruta de la tapa de Puçol no sólo es una idea, sino una marca comercial en proceso de registro (ya hemos dicho que José Reyes es el cerebro de las peñas), una iniciativa que ha calado en toda la población (especialmente los jóvenes, que no eran hasta ahora asiduos del tapeo, un gran desconocido para ellos), un acto que ya tiene garantizada su presencia en las próximas fiestas (incluso algunos piden que se amplíen las fechas) y, en fin, otra forma de vivir las fiestas.

Además, esta ruta traerá cola en octubre.

Porque la Agrupación de peñas ha previsto unos premios a los participantes y también a las tapas más votadas, de ahí que cada vez que uno tomaba su tapa debiera cuñar su pasaporte en el local correspondiente. Seis cuños y a votar por la mejor, depositando el voto en las urnas distribuidas por todos los locales participantes.

Y ahora ha llegado la hora de saber los ganadores.

Hay premios para las tapas, un socarrat de diseño que podrá ser exhibido con orgullo por los locales ganadores a partir del próximo mes de octubre. Un distintivo que quizá ahora no consideremos importante, pero con el tiempo será símbolo de prestigio. Y más para los que triunfaron en aquella legendaria primera edición.

Pero también hay premios para los ruteros, para los que han tenido que sufrir con entereza el duro esfuerzo que supone ir de bar en bar, con el pasaporte en la mano, devorando tapas en el breve espacio de tiempo que quedaba libre entre acto y acto. El sorteo de los premios se realizará a finales de septiembre y la entrega de regalos (todos ellos cedidos por las casas patrocinadoras) se realizará durante la primera semana de octubre, como parte de la programación de las fiestas de la Agrupación de peñas.

Y además habrá una degustación de tapas.

Sí, exacto, habrá una mini ruta. No, esta vez no será por bares de la población, sino directamente en el parking de la antigua estación de Renfe, donde las peñas celebran sus fiestas. Será una forma de agradecer a toda la población su participación.

A fin de cuentas, hay 80.000 motivos para estar agradecidos por este gran éxito. Y los mozos de la Agrupación de peñas son gente que saben reconocer el esfuerzo de todos. Estaremos atentos a la fecha elegida.

Informa: Sabín

597-cuatro_cocineros

fotos_noticia

 

16 Septiembre 2011
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional