Solemne misa en honor a nuestra patrona, la Mare de Déu al Peu de la Creu

Solemne misa en honor a nuestra patrona, la Mare de Déu al Peu de la Creu

El 8 de septiembre es el día de la patrona de Puçol, la Virgen al Pie de la Cruz, por ello en esta fecha se concentran los actos religiosos en su homenaje: por la mañana, solemne misa concelebrada, y por la tarde, los actos continúan con la ofrenda de flores y alimentos, seguida de la solemne procesión.

“Es la celebración más importante de la fiesta y el momento más importante del día, un acto al que acudió muchísima gente y donde todo transcurrió de forma muy solemne y emotiva”, señala Juan José Llácer, el párroco de la iglesia de los Santos Juanes.

Porque no hay que olvidar que el origen de las fiestas es totalmente religioso, y que a pesar que de que se realizan un sin fin de actos populares y de ocio el objetivo de la realización de estas fiestas es homenajear a la patrona, a nuestra patrona, la Virgen al pie de la Cruz.

“Unas fiestas en general muy satisfactorias porque son días muy especiales para el pueblo y para la comunidad cristiana. Puçol tiene en el alma la devoción a la virgen y la historia de Puçol no se puede entender sin esta devoción”, afirma Juan José. 

Una eucaristía que integra a las dos parroquias de Puçol, la iglesia de Santos Juanes y la de Santa Marta, en honor a la Mare de Déu y cuyos párrocos, Juan José Llácer y Vicente Gonzálvez, fueron los encargados de oficiarla, una misa que además reunió a todos los sacerdotes hijos de Puçol.

Una misa celebrada en la iglesia de los Santos Juanes y en la que participó un gran número de asistentes, además de los festeros de la tercera edad, los infantiles, los casados, los jóvenes y los representantes de la corporación municipal, encabezados por la alcaldesa Merche Sanchis.

El párroco de la iglesia de Santos Juanes concluye orgulloso: “Una valoración totalmente satisfactoria, ya que estos días festivos son días en los que no hay partes sino que unidos formamos un todo junto a la virgen y cuyo nivel de participación es muy gratificante”

Los festeros fueron los encargados de realizar la ofrenda y de encabezar el momento de la comunión. Una vez concluida, los festeros se hicieron las habituales fotos en el altar.

Una celebración religiosa que tiene de todo y que finaliza con la imposición de medallas por parte de las festeras y el rocío de perfume por parte de los festeros, seguido del disparo de una traca por la calle San Joan.

Informa: Lorena Reolid

600-misa_patrona-4

fotos_noticia

 

14 Septiembre 2011
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional