Los taurinos también saben acertar

Los taurinos también saben acertar

Salva Ferrer, periodista, cronista taurino y colaborador de la web municipal, esta semana nos ofrece una reflexión sobre la actualidad taurina en el mes de noviembre. Este texto se publicó originalmente en el periódico El mundo y ha sido cedido por el autor para su publicación en la web de Puçol.

Ésta es la crónica de un éxito más anunciado en Alicante que en Castellón. La empresa de Simón Casas organizó para el postre de la temporada un concurso de novilleros sin caballos con la participación de las tres escuelas taurinas de capital de provincia. La promoción en la ciudad reflejó en los tendidos el trabajo de Nacho Lloret para arropar un festejo que no fue menor.

Porque se vivió un buen espectáculo. Novillos cuajados y bravos de El Parralejo. Cinco de seis. El garbanzo negro fue el berreón y altivo sexto, que por la mañana era un chulo y por la tarde un manso. Eso pasa con género humano también. El 35, listón precioso y con cuello, fue de nota o de vacas. Las hechuras, la docilidad y la expresión de bravo en corrales hicieron valer nuestra apuesta. Otras veces, mejor taparnos...

Entrada buena y gratuita, día espléndido, los abuelos con sus nietos —la semilla, el futuro—, gente joven y grupos con pañuelo presto para su candidato. Además, televisión presente aunque sin un euro de por medio. Canal Sur, que está apostando por este tipo de espectáculos desde hace tiempo, paga una pasta por festejo. Aquí el apoyo de Canal Bou es nada. Y gracias.

Además de que los erales de sangre jandilla fueron un lujo, los tres chavales también estuvieron a la altura. El valenciano Román debió salir a hombros, esa espada... Es la mejor versión que le hemos visto. Hubo dos de series con la zurda enganchadas en Luceros y vaciadas en el Sidi San Juan, donde se hospedó la torería. Con un punto de codilleo gustoso. El alicantino Alberto Gila, que entró en la final sin torear la semifinal (?) por baja a última hora de Borja Álvarez, estuvo más que digno. Verde pero con buena actitud ante un lote exigente y con entidad. Alguno pidió un puyacito.

El castellonense Vicente Soler estuvo cumbre. Seis orejas de seis posibles en el concurso. Tiene oficio con catorce primaveras. Maneja la cabeza para resolver y tiene cojones para quedarse. Y conecta arriba. Variedad con capote, exposición y soltura con los palos. Puede funcionar y avivar la historia torera de Castellón.

Más. Los de luces siguen con su pretensión de sanear la estructura de la Fiesta. Falta hace. Esta semana los toreros y la Mesa del Toro se reunieron con la presidenta de la Comisión de Control de RTVE, la popular Luisa Fernanda Rudi. De ese encuentro se ha sabido que el PP presentará antes del 15 de noviembre una proposición no de ley para instar al Gobierno a que se difunda y fomente la Fiesta en RTVE. Perfecto. Hay que entrar en informativos, escribimos el domingo pasado y el presente. De paso, el PP o la señora Rudi —alguien debería hacérselo saber— también podría instar al Gobierno de la Generalitat a que den bola a los toros en RTVV, que ha chapado la información taurina el año del BIC. Telemadrid, otra tele del PP, tampoco tiene programa.

Ya quisiéramos un Tendido Cero, exitazo en La 2 de TVE,  para esta tierra de toros en plazas y calles. La Final a la que aludíamos se televisó en diferido el lunes en Nou 2 sin una triste promoción. Clandestino casi. Ahora la afición entrega premios, organiza charlas, mesas redondas y cuadradas a tutiplén y, con la que cae, no reivindica nada.

Resulta estridente cómo desde la trinchera algunos disparan a RTVE, cuyo director está consensuado por PP y PSOE (un matiz), y, otros, hacen la vista gorda con Canal 9. Es la sombra de las siglas. Dinero, dicen. ¿Será por austeridad en este ente, Vicente? Desinterés y desvergüenza. Con permiso de Fernán Gómez: “a la mierda”.

Escribe Salva Ferrer

Vicente Soler 

21 Noviembre 2010
FaceBook  Twitter  
quepaso portada 1

Información Adicional